miércoles 25/11/20

El Baxi arrolla al Avilés sin estar fino

A pesar de no tener mucho acierto desde el perímetro, sacó partido de su superioridad para volver a ganar de más de cincuenta
Irene Garí, con 19 puntos, fue la máxima anotadora del cuadro departamental y del partido | Jorge Meis
Irene Garí, con 19 puntos, fue la máxima anotadora del cuadro departamental y del partido | Jorge Meis

Cuando un equipo es tan superior a muchos de los rivales que se encuentra en su camino, como le está sucediendo esta temporada al Baxi Ferrol, una de las mayores dificultades que debe afrontar es la de encontrar motivación para encarar cada choque como si le fuese la vida en ello. Y ese es, precisamente, uno de los grandes méritos que hasta el momento ha mostrado el cuadro departamental en un campeonato en el que su hambre de triunfos, de gustar y gustarse, parece no tener fin.

Su partido de ayer ante el ADBA Avilés se escenificó con un guion muy parecido al de la mayoría de sus contiendas previas. Las de Lino López tocaron zafarrancho de combate desde el mismo pitido inicial. Se aplicaron en defensa, ahogando a un ADBA Avilés con mucha voluntad pero sin grandes recursos ante un coloso del campeonato. Y, a partir de ahí, todo fue coser y cantar. 

Porque cuando está sólido “atrás”, el Baxi Ferrol es imparable aunque, como ayer, el acierto desde el perímetro no le asista. Algo difícil de creer, en un equipo que volvió a irse por encima de los noventa puntos y que, de nuevo, acumuló una ventaja superior a los cincuenta. Pero todo lo que consiguió ayer no fue, precisamente, más allá de la línea de 6,75, desde donde las ferrolanas solo marcaron cinco de los treinta lanzamientos que intentaron.

Daba igual porque sus recursos son múltiples y variados. Mientras que probaba nuevas disposiciones defensivas y afianzaba conceptos tácticos, el conjunto que dirige López fue sacando provecho de las facetas del juego donde tenía ventaja, que eran muchas, como es el juego interior. Entre Allen, que ayer empezó muy enchufada –suyos fueron 9 de los primeros 11 puntos locales–, Swart y Aijanen casi anotaron un tercio de los puntos del Baxi Ferol que, al descanso, rondaba ya los treinta puntos de ventaja.

Irene Garí –máxima anotadora con 19– y Leaupepe también se fueron por encima de los diez pero, en general, la anotación estuvo muy repartida.

Aunque su tercer cuarto no fue brillante, las departamentales apretaron de nuevo el acelerador en el último parcial ante un ADBA físicamente muy castigado. En definitiva, muy buenas sensaciones antes de que la competición se empine con Ardoi, Ibaizabal y Celta ya en el horizonte.

Comentarios