sábado 8/8/20

Ares, de nuevo sobresaliente

La “Santa Olalla” finalizó en la novena posición de la Bandera Petronor, en Ziérbana, tras realizar una gran regata que la dejó a solo cuatro segundos de Lekittarra, que marcó el sexto mejor tiempo
La “Santa Olalla” cerró el fin de semana con un buen balance que le permite mirar al futuro con optimismo  | Aitor Arrizabalaga (ACT)
La “Santa Olalla” cerró el fin de semana con un buen balance que le permite mirar al futuro con optimismo | Aitor Arrizabalaga (ACT)

Hay años en los que la Eusko Label Liga resulta una competición “tranquila”, con las posiciones bien definidas desde prácticamente la primera regata y otros, como el actual, en los que en cuestión de horas las clasificaciones dan un vuelco y las escuadras ganan y pierden puestos en la general  en un abrir y cerrar de ojos. En este maremágnum de incertidumbre, el Club de Remo Ares a apostado por la regularidad y lo cierto es que, hasta el momento, las cosas no le van para nada mal.

La “Santa Olalla” finalizó ayer la Bandera Petronor en una meritoria novena plaza. Un puesto que podría haber sido mejor, pero que le permite acercarse un poco más a su objetivo: Consolidarse fuera de los puestos de descenso y promoción. La tripulación que comanda Alberto Hermo, “Eclise”, nutrió su casillero con cuatro nuevos puntos que le permiten acabar este segundo fin de semana también novena en la general, con 18 puntos, y ampliar su renta con las plazas de peligro, que actualmente ocupan Zarautz y Kaiku –undécima y duodécima– con once y nueve puntos. 

Caballo ganador
Su mal resultado del sábado colocó a uno de los “gallos” de la liga, Hondarribia, en la misma tanda que Ares, la primera cronológicamente hablando, y en la que también remaron Ondarroa y Kaiku. Aunque la atención de los de Ferrolterra estaba puesta en la embarcación guipuzcoana, les resultó imposible seguir la estela de una trainera que ayer salió envalentonada y dispuesta a recuperar su lugar entre los mejores. Los verdes marcaron distancias desde el principio y, de hecho, llegaron ya a la primera ciaboga con 6 segundos de ventaja sobre una “Santa Olalla” que mantuvo en todo momento la delantera respecto a Ondarroa y Kaiku. Su renta, sin embargo, nunca fue demasiado amplia y, de hecho, aunque en algún momento pareció que este último bote se descolgaba, nunca le perdió la cara a la regata como se demostró en un magnífico  último largo.

Esa trepidante lucha de las tres traineras, con un margen en torno a los diez segundos entre ellas, resultó clave, pues no permitió a Ares relajarse en ningún momento. Hondarribia ganó la tanda con un brillante registro de 19.44, cuya verdadera repercusión se vio a la postre, cuando ninguno de los participantes de las otras dos tandas logró mejorarlo y acabó por darle la victoria.

Por detrás, Ares casi perdió medio minuto, entrando con un competitivo tiempo de 20:14 que le aseguraba, como mínimo, la décima plaza. Pero es que ese registro, fruto de una de la regata más completa de lo que lleva de campeonato –en palabras de su entrenador–, le permitió incluso soñar con repetir la sexta plaza, de la que se quedó finalmente a solo cuatro segundos.

Así, en las siguientes tandas, mientras que Ziérbana y Santurtzi se llevaron el triunfo parcial sin poder finalmente desbancar a Hondarribia, los tiempos de la “Santa Olalla” rivalizaron durante muchos minutos con los de Lekittarra, Cabo da Cruz e, incluso, Orio, que ayer tampoco tuvo su día. Tanto es así que los aresanos  llegaron a la última ciaboga con mejor registro compensado que estos dos últimos. 

En el largo definitivo, sin embargo, quedó de manifiesto como, en un campo de regatas tan particular, el viento o la ubicación en una u otra calle puede condicionarlo todo y ambas embarcaciones fueron “para arriba” en detrimento de los aresanos que, incluso así, acabaron el fin de semana con inmejorables sensaciones y mirando de tú a tú a muchas de las grandes tripulaciones de esta liga.

Comentarios