lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Antonio López, Stili :“Tenía claro que el Galicia de Mugardos era la gran opción”

Stili, durante una de las primeras sesiones de entrenamiento de la pretemporada | emilio cortizas

Vuelve a Ferrolterra Antonio López, Stili (Cedeira, 1969) para hacerse cargo del Galicia de Mugardos. Después de que su etapa en el Badajoz B se viese cortada la pasada temporada de forma abrupta, el preparador regresa a un equipo con el que ascendió a Tercera hace ocho campañas y con el que espera iniciar esta el camino hacia el mismo destino. Lo hará con un grupo profundamente renovado, con el que aspira a llegar a cotas altas, las que corresponde a una de las mejores aficiones de Galicia.

 

 

¿Qué valoración hace de su etapa en el Badajoz?


Era dar un paso hacia el fútbol profesional por la estructura del club y por el cuerpo técnico que había en el primer equipo, así como por el director deportivo: encargarse de la metodología, del filial, respirar fútbol las 24 horas del día... Pero todo se truncó por el desprendimiento de retina. Fue un año perdido y, como este año todavía tengo que hacer algunas revisiones, no podía salir de Galicia. Pero fue una experiencia positiva.

 

 

¿Por qué razón vuelve Stili a entrenar en Galicia y, concretamente, en Mugardos?


Tuve un problema de salud en Badajoz que me hizo estar parado desde octubre, aunque todo ha evolucionado bien. El médico me deja ahora volver a entrenar y tenía claro que si lo hacía por aquí el Galicia de Mugardos era la opción preferente, porque me quedó la espina de no poder entrenarlo cuando ascendimos a Tercera. Es un sitio al que le tengo un cariño especial por su afición y por la coherencia de su proyecto. Todo eso me animó y estoy encantado de poder volver.


¿Entrenar al Galicia de Mugardos fue su primera opción?


Cuando volví tras el segundo desprendimiento de retina y la operación tampoco pensaba mucho en entrenar de forma inmediata... Pero una vez que surgió el interés del Galicia de Mugardos, y un interés tan fuerte, me fue entrenando el gusanillo. Y, cuando me decidí, el Galicia de Mugardos era un club especial para mí, además de que ellos me decían que no pasaría nada si volvía a surgir un problema de tipo médico.  

 

 

¿Qué diferencia hay entre el Galicia de Mugardos que dejó hace más de un lustro y el que encuentra en la actualidad?


Pocas. Lo que identifica al Galicia de Mugardos es el sentimiento de pertenencia al club de la afición. Es algo especial. Además, la directiva continúa siendo la misma. Es cierto que las personas van cambiando, porque tienen más experiencia, pero es un club familiar, que intenta facilitarte todo y que está muy pendiente de que los futbolistas se sientan cómodos dentro de sus posibilidades económicas.

 

 

¿Motiva el hecho de trabajar con gente tan joven?


El proyecto se modifica porque se intenta hacer una renovación a nivel de edades, intentado traer a chavales jóvenes. Quedan veteranos, que le tienen que explicar a los nuevos cómo es el funcionamiento del Galicia. Pero los jóvenes dan un plus de ambición, de competitividad y esperamos en dos o tres años volver a pelear por subir a Tercera División. Este club no es cortoplacista, sino que sus proyectos tienen paciencia. Ahora el cuerpo técnico se tiene que poner al servicio de los chavales para que estos vayan creciendo.

 

 

¿Ya ha notado el cariño de la afición que tiene Mugardos?


Hay entrenadores que encajamos en algunos clubes... y en Mugardos tengo la sensación de que encajé muy bien: cuando llegué, los tres años que estuve y ahora que vuelvo. Siempre me trataron muy bien y antes del primer entrenamiento la gente ya estaba con mucha ilusión. Hay cariño en las dos direcciones y eso facilita el hecho de trabajar.

Antonio López, Stili :“Tenía claro que el Galicia de Mugardos era la gran opción”

Te puede interesar