jueves 16.07.2020

El Abeconsa Basketmi renuncia a la elite nacional

Los cortos plazos de inscripción, la incertidumbre actual y la económica llevan al club a tomar esta decisión
El club ferrolano tenía que responder antes de este domingo, mientras que los ya militantes en División de Honor disponen de tiempo hasta septiembre para certificar su presencia en la liga  | j. meis
El club ferrolano tenía que responder antes de este domingo, mientras que los ya militantes en División de Honor disponen de tiempo hasta septiembre para certificar su presencia en la liga | j. meis

Poco más de mes y medio ha durado la tercera andadura del Abeconsa Basketmi Ferrol en la elite nacional del baloncesto adaptado, División de Honor. La entidad departamental anunció ayer su renuncia a formar en esta categoría la próxima campaña. Un ascenso que, cabe recordar, se produjo tras la abrupta suspensión de Primera División y merced a la segunda plaza que, por aquel entonces, ocupaban los ferrolanos en su grupo.  

En su trigésimo aniversario, el Abeconsa Basketmi ha optado por permanecer, al menos, un año más en la categoría de plata estatal por diferentes razones, si bien la económica y la actual situación de incertidumbre han sido dos de los pilares en los que asienta su negativa. Y es que tanto el conjunto ferrolano como los restantes equipos que habían logrado el ascenso hace unas semanas, tienen solo hasta este domingo día 31 para dar su respuesta a la Liga, mientras que los otros conjuntos que ya militaban en División de Honor cuentan hasta septiembre para dar su “sí, quiero”, o su no, en algún caso. 

Una diferencia de plazos que, dada la situación de alarma, y como bien indica el club “nos limita mucho y no podemos movernos libremente para buscar sponsor y para poder hablar con los responsables de las instituciones públicas relacionadas con el deporte -que no puedes pedir cita-”, reza el comunicado de la entidad, “creemos que esto da ventaja a los que ya están, y que sí tienen más tiempo para valorar dónde van a inscribirse”. Un plazo que los ferrolanos no quisieron agotar, anunciando ya su renuncia antes de que acabase incluso este periodo. 

Y también sobre la incertidumbre, en este segundo caso económica, sustenta la entidad local su decisión. El club todavía está pendiente de cobrar la mitad de la campaña 2018/2019 y de firmar el convenio del 2020 de una liga ya finalizada y para la que ya adelantaron el dinero correspondiente, por lo que como señalan “arrancaríamos la liga 2020/2021 adelantando nuevamente todos los gastos, sin haber firmado la anterior”, y con la deuda arriba citada. Un lastre económico que ha obligado al club a solicitar un préstamo y póliza con una entidad financiera. 

Una situación que para el Basketmi se hace un tanto más llevadera gracias a su patrocinador privado Abeconsa, con el cual llevan trabajando ocho campañas codo con codo. Si bien, y tras renovar este apoyo, comparten con el Basketmi su decisión de elegir la división que mejor convenga al club. 

Cantera e inversión
Y en este momento esta es Primera Nacional. Una categoría en la que, además, la entidad puede dar minutos a su cantera, “siguiendo así la filosofía del club, de promoción, escuelas y potenciar lo gallego y lo nacional si es posible”. 

Y es que, como ya saben por experiencias anteriores, División de Honor exige la incorporación de más extranjeros –puesto que sus canteranos todavía son muy jóvenes–, cerrando puertas a los de casa y con un mayor esfuerzo económico. Y es que de ascender, como indica Álvaro Illobre, “queremos hacerlo para competir, y no para volver a los marcadores de 80-20 que ya vivimos otras temporadas. Además, nosotros contábamos con un presupuesto de 80.000 euros y otros de 300.000”. Por estos motivos, la entidad no hipotecará el futuro del club por una campaña. 

Un ejercicio en el que volverán a Primera, una categoría que, además, se presenta como mucho más competitiva, debido a los cuatro ascensos que llegarán de Segunda. Una decisión compartida por toda la familia del Basketmi, “renovando su intención de seguir con nosotros”, apuntando la llegada, quizá, de algún refuerzo, si bien todo dependerá del pago de deudas y firmas de convenios para saber la cantidad a contar.

Comentarios