• Miércoles, 15 de Agosto de 2018

A ganar y a esperar

Las cuentas están claras: el Racing tiene que ganar y que ni Toledo ni Coruxo lo hagan. Solo esa combinación salvará al equipo ferrolano del descenso a Tercera

El Racing se centrará en ganar para, a partir de ahí, esperar que los resultados lo favorezcan  | jorge meis
El Racing se centrará en ganar para, a partir de ahí, esperar que los resultados lo favorezcan | jorge meis

Las cuentas están claras: el Racing tiene que ganar y que ni Toledo ni Coruxo lo hagan. Solo esa combinación salvará al equipo ferrolano del descenso a Tercera y le brindará la oportunidad de permanecer en Segunda B a través de una eliminatoria que tiene que ganar. Pero lo único que depende del cuadro verde es lo que haga en el partido que lo enfrenta al Rayo Majadahonda esta tarde –18.00 horas, A Malata–. Es en lo único en lo que piensa para, a partir de ahí, mirar si el cuadro manchego es incapaz de derrotar al Deportivo Fabril o si el vigués no puede vencer al San Sebastián de los Reyes.

Que el rival del Racing sea el líder del grupo 1 avanza las dificultades que se puede encontrar en el partido. Porque el Rayo Majadahonda se juega en A Malata el título, con la ventaja que eso da en la lucha por el ascenso, y solo le vale la victoria para que el Deportivo Fabril –a un punto de distancia y que puede ayudar al equipo ferrolano si puntúa en el feudo del Toledo– no lo adelante en la clasificación, algo que conseguiría simplemente con que ambos empaten a puntos.
El equipo ferrolano, mientras, aspira a prolongar su buena racha de resultados como local, donde ha ganado cinco de los seis últimos encuentros que ha disputado. Y para ello aplicará la misma receta que en los cinco encuentros que ganó de manera consecutiva. Es decir, riesgos mínimos a la hora de sacar la pelota jugada, seguridad defensiva para mantener la portería a cero y efectividad en las ocasiones que genere, sobre todo cada vez que sea capaz de recuperar la pelota tras la presión.

Oportunidad
Después de que la competición le diese al Racing esta nueva oportunidad después de que la derrota del sábado pasado ante al Real Madrid Castilla lo dejase casi descartado, su idea es la de no dejarla escapar y, al menos, cumplir con su parte de la ecuación necesaria para optar a la permanencia. Así que, a pesar de que la misión parece extremadamente complicada, su intención es la de sumar tres puntos que lo pongan en disposición de dejar por debajo a cuatro rivales y así ser el quinto peor para jugar la eliminatoria por la permanencia, el mal menor al que se tiene que agarrar.


Es el canto de optimismo que entona al Racing de cara al partido de esta tarde. Es la pizca de suerte que reclama Ricardo López, entrenador del equipo ferrolano. Es la súplica de que el club de la ciudad naval no esté en Tercera cuando llegue al año de su centenario. Es lo necesario para no volver a caer a una categoría por debajo de sus expectactivas... Son muchas cosas en solo noventa minutos en los que el Racing confía en sumar los tres puntos y que, a partir de ahí, los resultados de los demás favorezcan sus intereses.