• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

La ermita de Santa Comba volverá a estar comunicada tras siete años sin acceso

El acceso a la ermita de Santa Comba podrá ser una realidad el próximo verano y así se podrá visitar de nuevo una capilla que forma parte del patrimonio cultural de la zona y que quedó sin acceso tras el temporal que arrasó las escaleras en 2010.

La ermita de Santa Comba volverá a estar comunicada tras siete años sin acceso

El acceso a la ermita de Santa Comba podrá ser una realidad el próximo verano y así se podrá visitar de nuevo una capilla que forma parte del patrimonio cultural de la zona y que quedó sin acceso tras el temporal que arrasó las escaleras en 2010.
El proyecto para esta actuación fue uno de los anuncios del área de Patrimonio Histórico, que dirige la edil Rosa Méndez, a principios de mandato y no ha podido ser una realidad hasta ahora.
Méndez comunicó ayer la adjudicación de la obra a la empresa Construcciones Guerreiro, de As Somozas, por un importe que gira en torno a los 60.000 euros, lo que eleva la intervención, con el proyecto y la dirección de obra a casi 70.000 euros.
Las dificultades para la contratación de la reparación de la escalera de acceso –desde hace años solo una cuerda comunica la ermita del islote– se derivan de la necesidad de contar con los permisos necesarios de organismos como Demarcación de Costas, Patrimonio de la Xunta o el Servizo de Conservación da Natureza, dado el entorno en el que se encuentra y los requerimientos y especificaciones que se hacen a las empresas para este tipo de obras.
Con esta contratación, la adjudicataria puede comenzar a actuar cuando quiera, aunque deberá esperar a que los temporales remitan y trabajar teniendo en cuenta las mareas, ya que el acceso está en contacto con el mar.
La nueva escalera contará con una parte de hormigón más reforzada y la parte superior será de madera, la más alejada del contacto con el oleaje, de modo que no se vea afectada por las aguas.
La concejala confía en que la próxima romería de Santa Comba pueda contar ya con visitantes en la ermita, de forma segura.

Castro de Esmelle
Por otra parte, la empresa Maderas Silvar, de Monfero, ha sido contratada e iniciado la actuación de tala y limpieza del entorno del castro de Esmelle. La propia arqueóloga de la firma adjudicataria elabora una memoria sobre esta actuación, un espacio que forma parte del patrimonio arqueológico de la zona rural de Ferrol.
La Xunta también ha dado ya el visto bueno a los proyectos para la reparación de los lavaderos de Valón y Brión y las obras comenzarán a principios del próximo año. l