Domingo 26.05.2019

Proliferación de los sex shops online

pexels-photo-1288485
pexels-photo-1288485

La venta de artículos eróticos online se ha incrementado anualmente en torno a un 18% gracias a la evolución de las nuevas tecnologías. Ya no hace falta ir a un establecimiento físico para buscar diferentes alternativas para alcanzar el clímax, si no que, a través de un ordenador, incluso hasta de un teléfono móvil, podemos tener cualquier artículo en un tiempo récord.

De hecho, ya casi 2 de cada 3 personas prefiere comprar artículos a través de este medio. Encontrar un sex shop online barato, y de calidad, es mucho más fácil de lo que parece, aunque conviene no fijarse en la primera opción que se encuentre.

¿Cuáles son los motivos que explican este cambio de tendencia? ¿Qué tienen los sex shops online que no tengan los establecimientos físicos? Analizamos las principales ventajas en las siguientes líneas:

¿Por qué apostar por los sex shops online?

¡Se acabaron los desplazamientos!

Si vives en una gran ciudad, es posible que no tengas problemas para desplazarte a un sex shop. Aunque ya no hay tantos como antes, sigue habiendo un gran número de establecimientos.

El problema viene cuando vivimos en la periferia de la ciudad, o en un pueblo o lugar en el que no haya ninguno cerca.

Gastaremos tiempo y dinero en desplazamientos, y será una pérdida de tiempo si no encontramos lo que estamos buscando.

¿Y cómo solucionamos esto? ¡Fácil! A través de un sex shop online no vamos a perder tiempo:

1)     Accedemos a la web.

2)     Echamos un vistazo al completo catálogo de productos.

3)     Elegimos lo que nos gusta.

4)     Pagamos, elegimos la fórmula de envío y esperamos a que nos llegue (entre 24-72 horas dependiendo del método elegido).

Y así de fácil: hemos ahorrado tiempo y dinero en desplazamientos, obteniendo el mismo resultado.

Mayor variedad de productos

Puede ser que nos interese comprar un producto erótico en especial, que lo hayamos visto en una revista o que nos lo hayan recomendado. Nada nos garantiza que ese producto esté en el sex shop físico; es muy probable que nos tengamos que contentar con algo parecido, pero que no sea igual.

El problema de estos establecimientos es que trabajan con stock físico real: deben de apostar por artículos que se van a vender, lo que hacen que siempre tengan lo típico, lo convencional, y que rara vez arriesguen.

En un sex shop online hay más referencias: incluso es posible que no tengan un determinado producto, pero no pasará nada porque lo pueden pedir al proveedor en un tiempo récord. Incluso este proveedor te lo puede mandar directamente a ti (lo que se conoce como un sistema de dropshipping), permitiéndote ahorrar mucho tiempo.

Si tan solo estás mirando por mirar, es más probable que encuentres algo en un sexshop online.

Compra a tu ritmo

A la hora de comprar productos eróticos tenemos que prestar toda nuestra atención: debemos hacerlo sin prisas, para no equivocarnos.

Nadie te va a meter prisa en un sex shop físico, pero es posible que tengas al dependiente/a delante atendiéndote por si necesitas ayuda, o esperando a ver si te decides por un color o por otro.

También puede ser que nos dé algo de vergüenza entre en estos sitios, y más el hecho de hablar sobre determinados temas.

En los sex shop online vas a tu ritmo, te tomas tu tiempo. Podrás pensarte si quieres ese color, o cualquier otro, sin volver a la tienda. Y no pasará nada si no quieres comprar en ese momento: puedes introducir lo que necesites en el carrito de la compra, y adquirirlo cuando ya te hayas decidido.

Mejores precios

Los establecimientos físicos tienen que hacer una mayor inversión en empleados, en permisos de apertura, en stock físico, y en otra serie de elementos. Esto hace que tengan que elevar un poco los precios de los artículos, para poder mantenerse a flote.

Los sex shop online son más baratos: ni tienen que invertir en permisos de apertura, ni en stock real, y se manejan con una mínima cantidad de empleados. Lo más común es que este ahorro económico se revierta sobre los artículos, encontrando diferencias importantes de precio que nos pueden ser muy rentables.

Totalmente anónimo

Además, nadie se tiene que enterar de que has comprado en un sex shop. A través del sex shop online podrás pedir lo que se te antoje y recibirlo cómodamente en la puerta de tu casa.

El envío suele hacerse en un paquete que no revelará el contenido del mismo, evitando así ruborizarte cuando el cartero te lo entregue.

Los sex shops online también te entregarán lo que has comprado en un paquete o bolsa discreta, pero el hecho de entrar y salir de allí no es demasiado privado que digamos.

Estas son las principales razones que explican la proliferación de los sex shops online.

Comentarios