Domingo 26.05.2019

Factores que pueden orillar a que una economía europea deje el euro y cree su propia moneda

euro
euro

La crisis del euro junto a los grandes problemas económicos que sufren la mitad de los países europeos, está teniendo como consecuencia que ciertas zonas de la comunidad europea ya quieran un cambio de moneda.

Esto se debe a que cada vez ven menos garantías de estabilidad con el euro. Es por ello que sitios como IG están realizando análisis que determinen qué consecuencias tendría crear su propia moneda, tanto positivas como negativas de llegar a suceder.

Zonas del mundo que estudian un cambio de moneda

Una gran potencia y una ciudad en crecimiento se convierten en los escenarios analizados.

Alemania, la primera potencia europea

Su principal motivo para crear una moneda propia es que son la economía más fuerte de Europa y llevan arrastrando la economía europea, dependiendo muchos países de lo que Alemania haga o decida lo cual en ocasiones les causa retrasos en su evolución económica, siendo un país que podría avanzar más rápidamente de lo que ya lo hace.

Otra de las principales causas es el nivel nulo de corrupción por lo que la población vive mucho mejor y hay todo tipo de leyes que favorecen la creación de nuevas empresas.

Parte de sus políticos y ciudadanos consideran que están siendo víctimas del euro y empiezan a cansarse de ir apoyando constantemente a las economías más débiles que no levantan cabeza, entre otras cosas por sus políticos corruptos.

Sicília (Italia) con planes de dar un paso adelante

Que Sicilia se vaya integrando económicamente en la unión europea está siendo francamente difícil. Esto se debe a motivos socio-políticos y económicos por parte de Italia. A esto hay que sumarle que además el tema geográfico también ha llegado a afectar en algunas ocasiones.

Una muestra de esto la puedes ver reflejada en las regiones del norte de Italia, las cuales son las más fuertes económicamente de todo el país, y con salidas directas a países muy potentes como Suiza, Austria o Francia, entre otros.

Esto la ha convertido en una de las regiones más débiles del G7, por lo que se han planteado crear una moneda propia quitándose de encima presiones de los países del resto de Europa.

Ambas regiones son punteros en la economía europea, lo cual puede suponer un gran cambio a la estabilidad europea de concretarse este análisis.

Comentarios