lunes 28/9/20

¿Cómo elegir un aparato de aire acondicionado?

¿Cómo elegir un aparato de aire acondicionado?
¿Cómo elegir un aparato de aire acondicionado?

Ya no concebimos nuestros veranos sin un aparato de aire acondicionado. También son perfectos para que pasemos calentitos el invierno, ajenos al frío del exterior.

Además, estos aparatos también contribuyen a purificar el ambiente, pueden acabar con los malos olores y ayudan a tener un ambiente fresco, libre de agentes infecciosos.

Si ya te has decidido a poner un aparato de aire acondicionado en tu casa, lo primero que descubrirás es la gran cantidad de opciones que hay en el mercado.

Para ayudarte a elegir las mejores opciones, hemos preparado una guía que te ayudará a saber todo lo que necesitas antes de hacer la compra:

Claves para elegir un aparato de A/A

Tipo de aparato

Lo primero que debes hacer antes de elegir un aparato de aire acondicionado es investigar si en tu hogar ya hay una preinstalación hecha. En el caso de que sea así, podrás decantarte por un sistema de instalación por conductos (que es la opción más recomendada).

Si no existe dicha preinstalación, y no quieres meterte en ese jaleo, entonces puedes comprar un aparato de aire acondicionado fijo. Son portátiles, se pueden colocar en cualquier parte y no requieren de ninguna instalación… sin embargo, no climatizan como los de conductos ni de lejos.

Estos son los tipos de aire acondicionado que existen:

-Por conductos.

-Split.

-Multi-Split.

-De techo/suelo.

-Cassette.

Potencia del aparato

Para calcular la potencia del aparato de aire acondicionado tendremos en cuenta el tamaño del lugar a climatizar.

Debemos tener clara la relación entre watios (W) y frigoría/h.

1kW de potencia es el equivalente a 860 frigorías/h.

Por ejemplo, en el caso de que tengamos una habitación de 25m^2, y la queramos enfriar con un aparato de A/A, necesitaremos un aparato que llegue a las 2500 frigorías/h (que será el equivalente a 2,91 kW).

Consumo

El consumo del aparato de aire acondicionado dependerá del modelo del que estemos hablando. Para evitar elevadas facturas a fin de mes, es importante limitar su uso a momentos esporádicos.

Además, elegiremos un aparato que tenga una certificación energética mínima e A o A+.

Los aires acondicionados tipo inverter mantienen una temperatura estable en el hogar, disminuyendo el coste de energía mensual.

En los sistemas convencionales, los compresores empiezan a trabajar hasta conseguir ponerse al 100% de su rendimiento para llegar a la temperatura deseada. Cuando la consigue, la mantiene encendiendo y apagando el aparato. Esto genera picos máximos y mínimos de temperatura, además de elevar el consumo.

Ubicación y características de la vivienda

Hay muchas variables que nos indican que aparato es el más recomendado para nuestro hogar: habrá que considerar la cantidad de ventanas que tenemos, así como la forma en la que se orientan. También evaluaremos el aislamiento de las mismas, la ciudad en la que estamos (la temperatura media que suele hacer), el material del suelo (si es piedra, madera…), el grosor de las paredes, etc.

Precio

Además del propio coste del aparato de aire acondicionado, también hay que añadir el coste de la instalación, según el tipo deseado.

Ahora ya sabes en que debes basarte para elegir un aparato de aire acondicionado.

Comentarios