domingo 17.11.2019

La Xunta inicia el trámite expropiatorio para las obras en las AC-566 y AC-862

El DOG publicó ayer el sometimiento a información pública de ambos proyectos, en los que se invertirán 12,6 millones de euros
rueda de prensa de la Consellería de Infraestructuras en el edificio de la Xunta
rueda de prensa de la Consellería de Infraestructuras en el edificio de la Xunta

El Diario Oficial de Galicia recoge en su publicación de ayer el sometimiento a información pública de las obras de acondicionamiento de la carreteras AC-566 –carretera de Cedeira– y la primera fase de la mejora de la AC-862 –carretera de Ortigueira–. Un trámite con el que la Xunta inicia el proceso expropiatorio para llevar a cabo los trabajos que afectarán a los municipios de Valdoviño, Cedeira, San Sadurniño, Moeche y Cerdido.

Ambos proyectos supondrán una de las mayores inversiones de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade –12,6 millones– para el próximo año –se prevé que salgan a licitación en el primer trimestre de 2020 y que comiencen ese mismo verano– y la conselleira, Ethel Vázquez, las presentó ayer en rueda de prensa acompañada por el director de la Axencia Galega de Infraestruturas, Francisco Menéndez, y el delegado territorial, Ovidio Rodeiro. Durante la misma recordó que los afectados por ambos proyectos disponen hasta el 28 de noviembre para presentar alegaciones.

Descripción

En lo que se refiere a la carretera AC-566, el presupuesto necesario para las obras asciende a unos 4,6 millones de euros. La mejora se inicia una vez superado el núcleo urbano de Valdoviño, en un tramo de cuatro kilómetros hasta A Ramalleira. En él se ensanchará la carretera y se reforzará el firme a lo largo de algo más de dos kilómetros y con mejoras en otros casi dos.

También se prevé la rectificación de curvas, la mejora de intersecciones o cambios de sentido y el aumento de sección habilitando un carril adicional para favorecer los adelantamientos, en casi la mitad del tramo en el que se actuará. El plazo de ejecución será de diez meses.

En cuanto a la primera fase de la mejora AC-862, la carretera que va a Ortigueira, el proyecto contempla un plazo de ejecución de 18 meses y una inversión de ocho millones de euros, expropiaciones incluidas –702.943,92 euros–.

Las intervenciones programadas en los primeros 17,5 kilómetros del tramo van desde la salida de la AG-64 en San Sadurniño a Ponte de Mera y mejorarán la capacidad de la carretera e incrementarán la seguridad vial.

El proyecto contempla la rectificación de curvas de radio reducido, el ancheado de la carretera y la habilitación de un tercer carril de adelantamiento a lo largo de 3,8 kilómetros, además de la mejora del carril adicional actual en sentido Ferrol. l

Comentarios