Domingo 18.11.2018

La Xunta admite que tendrá que desistir de ejecutar las obras de O Val

La Consellería de Infraestructura e Vivenda se manifestó sobre la polémica senda peatonal de O Val, tras el cruce de acusaciones que tuvo lugar esta semana entre los grupos locales con motivo de la última visita de los técnicos de la Xunta

Concetración de los vecinos de O Val frente al edificio de la Xunta en Ferrol en contra de la senda peatonal | D.Alexandre
Concetración de los vecinos de O Val frente al edificio de la Xunta en Ferrol en contra de la senda peatonal | D.Alexandre

La Consellería de Infraestructura e Vivenda se manifestó sobre la polémica senda peatonal de O Val, tras el cruce de acusaciones que tuvo lugar esta semana entre los grupos locales con motivo de la última visita de los técnicos de la Xunta para valorar de nuevo la posibilidad de retomar las obras, analizando con los técnicos de la administración la situación sobre el terreno junto con los vecinos afectados. Desde la entidad pública gallega aseguran que la obra está adjudicada, el contrato firmado y los depósitos previos pagados o consignados. Es por ello que, legalmente, sería posible la ejecución de la obra.
No obstante, “una fuerte oposición vecinal está impidiendo que se ejecuten los trabajos”, indican. Desde la Consellería no comprenden la negativa de los lugareños puesto que la obra es “claramente beneficiosa para los propios vecinos de la zona y está diseñada con los mismos criterios que el resto de sendas que la Xunta está ejecutando en las carreteras autonómicas de Galicia”. Asimismo, aseguran que “en todo momento se ha intentado dialogar con los vecinos, hasta en esta misma semana, y adaptar en lo posible el proyecto a sus demandas”. Estas afirmaciones de la Xunta confirman la postura del gobierno local que esta misma semana se encargó de desmentir las feroces críticas vertidas por el portavoz de Eliximos Narón Electores (ENE), Alfonso Casal, de que no se habían transmitido oficialmente a la Consellería de las peticiones de los vecinos. También contradicen las alegaciones del grupo mixto del Concello de Narón de que la vuelta de los técnicos de la Xunta solo se producía con el fin de remarcar el trazado y decir que no había cambio ninguno.
Desde Infraestructura e Vivenda indican, además, que a pesar de sus esfuerzos consideran que no ha sido posible conseguir el clima adecuado que permita que puedan iniciarse las obras, “habiendo recibido un trato inapropiado los técnicos de la empresa y de la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI)”. Este es el motivo que les ha llevado a valorar nuevamente la situación. Aseguran que lo más probable es que se desista en la ejecución de las obras, como ya ha sido comunicado desde la AXI a la alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro.
La Xunta reivindica que es una inversión positiva y señalan que, bajo su punto de vista, “existe la sensación de que los vecinos están siendo mal asesorados”. Esto es lo que hará que, finalmente, la inversión sea imposible de ejecutar. Asimismo, desde el gobierno autonómico puntualizan que solamente se han pagado los depósitos previos, que es una pequeña parte del coste de los terrenos. Aseguran, ademas, que van a estudiar el procedimiento para desistir también de la expropiación.
El pasado 20 de junio, la Xunta ya desistía a causa de las quejas vecinales de la construcción de esta senda peatonal, pero esperaba que este nuevo acercamiento sirviese para retomar el proyecto, adaptándolo a las peticiones de los vecinos. No obstante, todo lleva a pensar en que esta obra nunca podrá realizarse. l

Comentarios