La Consellería de Cultura asegura que el Concello tiene disposición del castillo de Naraío desde 2012

El castillo de Naraío es el último frente abierto entre la Xunta y el Concello de San Sadurniño. Este fortín, que según las estimaciones de los estudiosos data del siglo XII, fue cedido por la Fundación Casa de Alba al Ayuntamiento en 2005.

La Consellería de Cultura asegura que el Concello tiene disposición del castillo de Naraío desde 2012
El fortín luce en una de sus fachadas parte de un andamiaje	j.l. búa
El fortín luce en una de sus fachadas parte de un andamiaje j.l. búa

El castillo de Naraío es el último frente abierto entre la Xunta y el Concello de San Sadurniño. Este fortín, que según las estimaciones de los estudiosos data del siglo XII, fue cedido por la Fundación Casa de Alba al Ayuntamiento en 2005. A su vez, y de cara a su puesta en valor este puso en manos de la Xunta la libre disposición del mismo con el fin de acometer la intervención denominada “PBE Obras de limpeza, toma de datos e consolidación” que arrancó en octubre de 2009 y no concluiría hasta 2010.  “Esta obra incluida traballos de consolidación de estructuras e de investigación arqueolóxica e non tiña por obxecto establecer  ningún uso ou construír ningún espazo funcional no castelo. O obxectivo do proxecto era asegurar a estrutura e documentar o fortín, que ata ese momento era un monumento descoñecido e escasamente estudado con metodoloxía arqueolóxica”, señalan desde la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria.
Los trabajos que, “por diversos problemas non se recepcionaron ata o 13 de xullo de 2012”, según fuentes de la administración autonómica, permitieron sacar a la luz la entrada exterior del castilllo, así como recolocar la sillería acopiada durante una primera fase de la intervención acometida entre 2006 y 2007 y consolidar otros elementos como alguna ventana con piedra nueva. El objetivo último era mejorar los accesos de la fortificación con el fin de que pudiera ser visitada.
Es a partir de esa fecha, julio de 2012, cuando la Consellería señala que el castillo “pode volver a ser utilizado polo seu propietario –o Concello durante 30 años– que pode e debe facer libre uso e mantemento do mesmo”.

Discrepancias
Sin embargo el Concello de San Sadurniño no solo asegura no haber recibido ninguna comunicación oficial al respecto de la reversión del proceso de cesión del castillo sino que sostiene que las obras no están finalizadas. “A Xunta está faltando á verdade. Ao Concello non mitiron documentación oficial da conclusión dos traballos. Nos tivermos que facer os trámites para ceder a libre disposición e eles non reverteron ese proceso”, puntualizó el alcalde, Secundino García, que sostiene que, en el caso de haber concluido los trabajos –la cuestión es dudosa teniendo en cuenta que el castillo todavía luce parte del andamiaje que se instaló para la intervención y la base de piedra sobre la que se asentó una grúa en su momento–, estos no se ejecutaron según el proyecto. “Se non se executou o proxecto contratado que era o de facer visitable o castelo e aínda así a Xunta certificou a recepción das obras estamos a falar dun asunto máis grave”, indicó el regidor al que tampoco le consta ninguna modificación del proyecto aprobado.
Esta segunda fase de consolidación del castillo que ya había sido objeto de una anterior en la que la administración autonómica invirtió 150.000 euros, fue valorada en su momento en 303.276 euros –227.456 euros del Ministerio de Fomento a través del 1% cultural y otros 75.818 de la Xunta–. n