lunes 21.10.2019

San Sadurniño adjudica en 34.000 euros las obras de la potabilizadora

La infraestructura será construida en Camiño Arriba, en Lamas, por la empresa Guerreiro Somozas SL

Vista aérea de la zona de Camiño Arriba, donde se va a construir la estación potabilizadora | c.g.
Vista aérea de la zona de Camiño Arriba, donde se va a construir la estación potabilizadora | c.g.

El Concello de San Sadurniño iniciará en los próximos días la construcción de una nueva estación de tratamiento de agua potable en las inmediaciones de la pista polideportiva de Camiño Arriba, en Lamas. La empresa Guerreiro Somozas SL ha resultado la adjudicataria de los trabajos por un importe de 34.000 euros que se financiarán con cargo a la línea no competitiva del Fondo Ambiental.

La intervención que “ven solucionar un problema de desabastecemento que se agravou moito nos últimos anos por causa do descenso das chuvias” según explicó el alcalde, Secundino García, consistirá en la construcción de unas instalaciones que cuenten con equipo de captación y tratamiento de agua, además de capacidad de almacenaje suficiente. La nueva ETAP llevará en su interior un sistema de bombeo que extraiga el agua desde 25 metros de profundidad procedente de un río subterráneo encontrado con ayuda de un experto de Coxapo –entidad que aglutina a buena parte de las comunidades de aguas vecinales de Galicia–. La potabilizadora dispondrá también de elementos de filtrado y de clorado, así como de dos depósitos con capacidad conjunta de 50.000 litros.

Todo este equipamiento irá alojado en una caseta que se construirá al pie de la pista polideportiva de Camiño Arriba. La edificación irá embutida literalmente en un ribazo del monte anexo.

Una vez ejecutada la estación potabilizadora, se abordará la construcción de la red de abastecimiento y la conexión con los domicilios de la zona para lo que el Concello de San Sadurniño baraja dos posibilidades que ya trasladó a los vecinos el pasado marzo. La primera es preparar una memoria valorada de la red que será necesaria y después que sean los vecinos quienes se encarguen de construirla y gestionarla por medio de una fórmula asociativa, como pudiera ser una comunidad de aguas. La segunda opción es que el Concello se encargue directamente del sistema de conducción a los domicilios con lo que las personas usuarias tendrían un servicio semejante al que existe en la zona urbana. La elección de una u otra fórmula se consensuará en su momento con los vecinos.

Comentarios