lunes 28/9/20

Recorrer la comarca a bocados

La gastronomía constituye un reclamo muy importante en materia turística, algo que saben bien los concellos y negocios que explotan como pueden esta actividad. Ferrolterra cuenta con numerosas referencias culinarias como el pan de Neda, los quesos y el requeixo, el pimiento de O Couto, o el pulpo, entre otros.
Festa do Polbo
Festa do Polbo

La comarca cuenta con un sinfín de excelencias turísticas, culturales o etnográficas que invitan a conocerla. No obstante, junto a estos reclamos está cada vez más presente la gastronomía. Algo que tienen muy en cuenta aquellos a los que se conquista por la exquisitez de sus paladares, que se desplazan a donde haga falta en sus momentos de ocio para degustar algún producto o plato propio de la zona en cuestión.

Y como de productos va la cosa, muchos conocerán las bondades de algunos de la zona como el pan de Neda, la miel de Goente, o el requeixo de  A Capela, que constituyen una pequeña muestra de todas las delicias que le son propias a cada municipio de la comarca ferrolana. Destacan en esta humilde selección los productos del mar, el marisco o el percebe, una exquisitez esta última que abunda en Cedeira, donde presumen de tener uno de los más ricos y  gozan de una de las fiestas gastronómicas más multitudinarias. Un manjar que se exalta también en Meirás, en el municipio vecino de Valdoviño.

Otra celebración “gastro” en torno a un producto del mar  nos lleva a Mugardos, donde su Festa do Polbo reúne en el puerto local a cientos de comensales en torno a este alimento propio de Galicia  de la villa. El mar nos ofrece otras excelencias que también cuentan con su fiesta como la sardiña lañada de Cariño, villa conocida también por sus excelentes conservas, cuyas fábricas organizan visitas para dar a conocer tanto su labor como el producto.

Al margen de pescados y mariscos, si recorremos la geografía local es obligado hacer parada en As Pontes, donde se puede saborear uno de sus productos estrella, las setas de O Forgoselo, así como las afamadas mantecadas, aquellas que degustaron en su día en la Casa Real. Otro Concello en el que se sienten especialmente orgullosos de un producto autóctono es Monfero. El grelo de xestoso, que se comercializa a todo el país a través de la cooperativa local, tiene su día de celebración, normalmente coincidiendo con la época de más producción en febrero. La cita incluye numerosos puestos de venta en los que es habitual que se registren colas para adquirir las exquisitas madas. El de Xestoso es uno de los más afamados en la comarca, aunque también hay producción de esta verdura típica de la cocina tradicional gallega en otros concellos de la zona como el Cerdido.

Pasando al apartado de los dulces, uno muy conocido entre los eumeses y que no falta en sus fiestas y reuniones familiares es la proia de Pontedeume. Sí, una variedad muy particular, plana y de gusto anisado, que no deja indiferente a quien la prueba. Es el caso de Pilar C., que desde que la degustó en casa de un familiar ya no falta en sus celebraciones. “No la conocía y me ha parecido realmente sabrosa”, asegura. Otro producto del lugar, que parece que pudo proceder de la época de esplendor monacal en la zona es la Costrada, una variedad de empanada gallega de varios pisos.

Municipios como Moeche gozan de gran tradición quesera, pudiendo degustar numerosas variedades del país. En marzo celebraron la IV edición de la Feira do Queixo, una cita que congrega a cientos de personas. Asimismo, en el recinto ferial de San Ramón se pueden adquirir todo el año diferentes productos autóctonos elaborados por pequeños productores del lugar. Por otra parte, en Goente, A Capela, llevan una década organizando la Feira do Queixo do Eume e Mel de Goente, que se celebra en octubre y este año alcanzará la undécima temporada.

Fiestas más longevas

Dos localidades se disputan el honor de contar con la cita gastronómica decana de cuantas se celebran en la comarca. Se trata de la Festa do Pan de Neda y la del Requeixo de A Capela, ambas con 31 años de tradición. La fiesta nedense destaca las excelencias de un producto fundamental de la gastronomía, que es un manjar de gran tradición en la villa, donde abundan los hornos y panaderías y la calidad de su producción. La última fiesta se celebró el pasado uno de septiembre.  Los mismos años suma la Feira do Requeixo, de A Capela, en la que se destacan las bondades de este producto lácteo de gran tradición en la zona y que se exporta a otras localizaciones.

Le sigue en antigüedad la Feira de Fungos e Cogomelos de As Pontes, que este año alcanza su trigésima edición. Asimismo, la del Polbo de Mugardos cumplió este verano su vigésimo novena edición, mientras que la Festa do Percebe e Marisco de Cedeira alcanzó este año su mayoría de edad.

En Narón festejaron el pasado mes de julio la XXI edición de la Festa do Pemento do Couto, un producto de gran valor gastronómico que cuenta con el sello IXP y que destaca por un sabor dulce y agradable. Un año menos cumplió la Feira do Grelo de Xestoso.

Asimismo, en Goente, A Capela, llevan una década disfrutando de la Feira do Queixo do Eume e Mel de Goente, que se organiza en el mes de octubre.

Junto a estas citas consagradas hay otras más recientes. La última en formar parte del calendario local ha sido la Festa da Ameixa, que organizó la cofradía mugardesa San Telmo en colaboración con el Ayuntamiento. El éxito fue tal que al término de la misma ya se pensaba en reeditarla en 2020, como aseguró la alcaldesa de la localidad, Pilar Díaz. El listado de eventos gastronómicos no acaba aquí, la lista incluye otros manjares, entre ellos la chanfaina en San Sadurniño, el langostino en Ares o la Alteada de Xuvia y la Festa do Lisco de Doso, ambas en el concello de Narón.

Comentarios