jueves 19.09.2019

El PSOE se afianza con mayorías absolutas en las tres comarcas

Solo Mañón, As Somozas y Vilarmaior, donde era única opción, el PP conserva el control de los plenos

Imagen de una mesa electoral en Narón | irene martín
Imagen de una mesa electoral en Narón | irene martín

El Partido Socialista afianza sus feudos en las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal con mayorías absolutas. Así, a las que ya disponía en A Capela, As Pontes y Pontedeume –en los dos últimos casos también logró incrementar su número de concejales pasando de 7 a 9 en Pontedeume y de 11 a 12 en As Pontes–, suma ahora las de Ares, Cariño, Cedeira, Cerdido, Neda, Valdoviño y Monfero. La subida es generalizada, aunque son especialmente destacadas las de Cedeira, donde pasa de tres a siete concejales y en Neda –de cinco a nueve–. “Estamos muy contentos por la acogida y desde aquí les tendemos una mano a todos los miembros de la corporación para mejorar la calidad de vida de los vecinos de Neda”, indicaba ayer el alcalde electo Ángel Alvariño, tras conocer los resultados.

En Monfero, el PSOE logra la mayoría absoluta que no tenía hasta el momento a pesar de mantener el mismo número de concejales (5) debido a que bajada en el censo poblacional –99 votantes menos que en 2015– ha propiciado que pasase de una corporación de 11 a 9 concejales.

En la cara opuesta de la moneda se encuentra el PSOE de Ortigueira que pierde la mayoría absoluta –pasa de 7 a 6 concejales–, aunque se mantiene como la fuerza más votada con el 40,82% de los votos.

El Partido Popular conserva el control de los plenos únicamente en tres municipios de los 21: Mañón, As Somozas y Vilarmaior–en este último el actual alcalde, Carlos Vázquez (PP) era la única alternativa de voto, en esta ocasión, logrando así un hito (un pleno de nueve concejales) solo logrado antes en la comarca por el regidor somozano, Juan Tembrás–. Con respecto a As Somozas, el PP ha bajado de los nueve a los seis concejales, tras la irrupción de Alternativa por As Somozas, que logra sacar dos ediles. El PSOE logra recuperar el representante perdido en 2015. En Mañón, Alfonso Emilio Balseiro (PP) volverá a hacerse con el bastón de mando que, tras este mandato, habrá ostentado durante 36 años –no en vano es el alcalde decano de la comarca–.

Fuerza más votada
Al margen de las tres mayorías absolutas, el Partido Popular ha sido la fuerza más votada también en Fene, Cabanas y Mugardos, aunque su gobierno se prevé complicado.

En Fene, el Partido Popular logró seis concejales, los mismos que el BNG, al que hace un año le presentaron una moción de censura, respaldado por Somos Fene –Converxencia Galega en estos comicios– que no logró ningún representante, lo que le complica la situación al PP que se queda sin los necesarios aliados –el resto de la corporación la componen el PSOE (4) y EU (1)–.

“Estamos moi contentos, conseguimos subir en votos, en representación, aínda que non logramos o que nos propoñíamos,  que era ser a primeira forza, quedámonos a 71 votos; pero estos resultados teñen unha lectura e é que a esquerda é maioritaria en Fene e que os tránsfugas desapareceron do Concello, a súa representación foi irrelevante”, señalaba ayer el candidato del BNG, Juventino Trigo.

La marcha de Germán Castrillón a Narón ha pasado factura al PP de Cabanas que, a pesar de ser la fuerza más votada –ha bajado un concejal–, no ha logrado la mayoría absoluta para gobernar y al que el concejal de su socio de gobierno hasta ahora –AEC– tampoco le será suficiente previsiblemente para hacerse con el bastón de mando. El resto de la corporación la componen PSOE (3), BNG (2) y Marea de Cabanas (1). 

En Mugardos, el Partido Popular ha pasado de los cuatro a los cinco concejales; una subida que, sin embargo, no le garantiza el gobierno. Esquerda Unida-Son en Común, de Pilar Díaz, también ha sumado un nuevo concejal pasando de tres a cuatro por lo que un pacto como el que se dio durante el último mandato –entre PSOE y BNG– podría ser la opción más factible para conservar un gobierno de izquierdas.

Participación
La participación en estos comicios locales supera en casi todos los Concellos de la comarca el 50%, solo se quedan por debajo de ese porcentaje Fene, con un  49,41% y Narón, que se queda en un 42,03%, la más baja de la comarca. En la mayoría de los Concellos la afluencia de electores fue superior a la de anteriores  comicios y así subió en doce de ellos, incluidos los que tuvieron la menor participación. As Somozas fue el municipio en el que votaron mayor número de censados, un 71,41%, superando así la de 2015 y situándose como la segunda más alta de la provincia. Mañón, Moeche, Cerdido y Ortegueira también superaron el 60%.

Comentarios