lunes 10/8/20

Más de mil personas salieron a la calle en defensa de las peticiones de los placeros

A pesar de que la mañana de ayer no era la más adecuada para pasear, más de mil vecinos de Pontedeume – según fuentes policiales– no dudaron en hacerlo a través de calles y plazas

La movilización partió de la puerta principal del mercado pasadas las doce del mediodía	Jorge Meis
La movilización partió de la puerta principal del mercado pasadas las doce del mediodía Jorge Meis

A pesar de que la mañana de ayer no era la más adecuada para pasear, más de mil vecinos de Pontedeume – según fuentes policiales– no dudaron en hacerlo a través de calles y plazas de la villa para defender la postura que vienen manteniendo los placeros ante el desalojo forzoso del mercado municipal. Esta última manifestación ha sido mucho más concurrida, en cuanto al número de asistentes, que la que tuvo lugar el pasado miércoles, si bien no ha diferido mucho de la anterior en cuanto a las consignas, incluidas las que piden la dimisión del alcalde, Gabriel Torrente, y a las pancartas que se vienen utilizando desde que surgió el conflicto con el Concello por el traslado de las ventas a la plaza provisional habilitada en los galpones de Raxoi.
Frases como “Traslado sí, pero legal” y “Contra a morte do mercado. Esperanza” encabezaron una marcha que discurrió por las calles Porto y Fene, ocupó la avenida Lombardero y acabó frente a la Casa Consistorial.
A pesar de que el sábado en Pontedeume es sinónimo de feirón, la protesta no interfirió en el habitual desarrollo de la feria semanal. Al margen de las consignas, los manifestantes volvieron a recurrir a los silbatos para manifestar su rechazo a la actitud del gobierno municipal ante las peticiones planteadas por los placeros en cuanto a las condiciones del traslado y carencias de las nuevas instalaciones.  
Unas reivindicaciones que han pasado a ser identificadas con el color verde,  de esperanza, de ahí que haya estado presente en la manifestación en cintas, lazos, prendas de vestir e incluso gorros. Además, la organización  ha repartido entre los manifestantes pegatinas en las que se puede leer “Yo amo mercado”.
La marcha discurrió sin ninguna incidencia y en la misma, entre otras caras conocidas, estaban las de los ediles de los grupos de la oposición.
Al término de la protesta, los placeros volvieron al punto de partida de la marcha, el mercado, donde permanencen encerrados desde el pasado sábado a la espera de conseguir que el gobierno municipal tenga en cuenta algunas de sus reivindicaciones.  Mañana se espera que pueda tener lugar una nueva reunión para tratar de llegar a un acuerdo. 

Comentarios