jueves 02.07.2020

La obra pública en las tres comarcas coge ritmo con la desescalada

Con la reactivación de los plazos administrativos, los procesos de contratación también se retoman
Imagen de las nuevas aceras construidas en Cariño | cedidas
Imagen de las nuevas aceras construidas en Cariño | cedidas

Si bien el de la construcción no ha sido un sector que sufriese especialmente los efectos de la crisis del coronavirus ya que, salvo las dos semanas de parón decretadas por el Gobierno, no ha tenido que cesar la actividad, sí que con el avance de las fases de la desescalada ha ido recuperando el ritmo previo a la pandemia.

En Narón, el Concello tiene restringido el tráfico en las Vivendas da Mariña de Santiago Apóstol con motivo de la finalización de los trabajos de humanización y renovación de pavimentos en sus calles. La medida, que afecta además al servicio de recogida de basura, se mantendrá hasta el día 10, cuando se estima la finalización de los mismos.

En As Pontes, las obras de renovación de la piscina municipal promovidas por el Concello con financiación de la Diputación –347.500 euros– avanzan a buen ritmo. Consisten en la construcción de una nueva área de vestuarios para menores que hasta el momento compartían este espacio con los adultos. También se remodelará la zona del gimnasio, adaptando los espacios a personas con movilidad reducida.

Neda concluyó en la última semana las obras de pavimentación de varios caminos en Puntal de Abaixo: el que conecta Neda y Fene y el paralelo a la vía del tren. En ambas intervenciones el Concello invirtió 27.692,73 euros, que financió con cargo al POS+ adicional.  Además, el gobierno acaba de concluir las obras de acondicionamiento de cuatro viales en Mourela Baixa y Albarón tras una inversión de 50.566,89 euros con cargo al POS+. Las actuaciones se llevaron a cabo en el camino de bajada del vial provincial DP-5502 cara el Belelle (As Augas); camino de As Augas hasta Mourela Baixa (en el lugar de la Piruchela); caminos de acceso a calles en Piruchela y subida a Mourela, y camino hacia Pontegrande. Se limpiaron las cunetas y se llevaron a cabo actuaciones de rebacheo.

Por su parte, el Concello de Cariño procede estos días a la renovación de caminos y aceras en las parroquias de Landoi, Sismundi y Cariño. Esta actuación cuenta con un presupuesto de 88.156,45 euros y está financiada a cargo al POS+ provincial. En el caso de Landoi se pavimentaron los caminos de Cabanán-Cubilote, Cubilote-A Piñeira, Orxeiro, Paradela y As Cabanas, en cumplimiento del acuerdo que el gobierno local había adquirido con la asociación de vecinos. Además, ya se trabaja en la redacción del proyecto del cruce principal de salida de Landoi a la carreta DP-6121 de Mera a Cariño. 

En la parroquia de Sismundi se actuará con microaglomerado asfáltico sobre la vía principal que va entre las viviendas y une el centro social con el barrio del Meixón, mientras que se renovará la acera existente y se formará otra nueva en las zonas donde no hay en la avenida Pérez Lugín, en el tramo que va desde la calle Eduardo Pondal hasta el cruce de Barreiros y en el entorno de este último.

Por último, el Concello de Ortigueira ha logrado el visto bueno de la Diputación para el proyecto de mejora del alumbrado en la parroquia de Espasante, valorado en unos 137.500 euros que se financiarán con cargo al POS+. El gobierno local iniciará estos días el proceso de contratación de los trabajos que permitirán la instalación de 195 luminarias tipo LED en viales de titularidad municipal y otros de la propia Diputación, Demarcación de Costas y Portos de Galicia. El plazo de ejecución de las obras será de tres semanas desde su inicio.

Comentarios