• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

Mugardos acatará la decisión de Portos y deja en sus manos la ordenación del tráfico durante las fiestas

El Concello de Mugardos, a través de su alcaldesa, Pilar Díaz, solicita a Portos de Galicia que asuma la responsabilidad de controlar el tráfico y la seguridad en el muelle durante la semana de las fiestas después

Mugardos acatará la decisión de Portos y deja en sus manos la ordenación del tráfico durante las fiestas
Imagen de uno de los terrenos situados en las inmediaciones de las Casas Baratas habilitados para aparcar
Imagen de uno de los terrenos situados en las inmediaciones de las Casas Baratas habilitados para aparcar

El Concello de Mugardos, a través de su alcaldesa, Pilar Díaz, solicita a Portos de Galicia que asuma la responsabilidad de controlar el tráfico y la seguridad en el muelle durante la semana de las fiestas después de haber revocado la pasada semana el permiso concedido al Concello para cortar la avenida do Mar a la circulación. Los técnicos del organismo declinaron visitar ayer la villa para abordar la situación y remitieron telefónicamente a la alcaldesa al secretario de Portos, Ignacio Villar, con el que esta no pudo contactar finalmente al estar “reunido”. Dada la urgencia del asunto ante la inminencia de las celebraciones festivas –arrancan el sábado con la Festa do Polbo–, el Concello remitirá hoy mismo por escrito su renuncia a la ocupación de la zona portuaria, de tal forma que Portos podrá reordenar el tráfico en el muelle tanto el día de la Festa do Polbo como el de la procesión marítima del Carmen y en el resto de actos previstos. De esta forma también informa de que las actividades de pasacalles y animación previstas por la avenida do Mar se desarrollarán en zonas de titularidad municipal.
El Concello de Mugardos disponía de la autorización de Portos para cortar el tráfico en la avenida do Mar desde mayo. En este permiso se especificaba que el corte sería del 11 al 23 de julio y únicamente establecía que “non poderá obstaculizar as operacións e actividades portuarias”, extremo que ayer puntualizaron desde la Consellería do Mar. Como recordó la alcaldesa, la Policía Local se ocupa en estos casos de abrir el acceso e incluso acompañar a los trabajadores que necesitan hacer alguna carga o descarga en la zona portuaria, que también estaría abierta todos los días desde la finalización de las actividades hasta las 11.30 horas por las mañanas. Según aquel permiso, el Concello sería responsable del control del tráfico y la seguridad durante todo el tiempo en el que se aplicara la medida y pagaría por ello algo más de 11.200 euros de tasas.
Sin embargo, Portos revocó este permiso el pasado viernes indicando que la autorización “deberá ceñirse exclusivamente aos días de gran afluencia de público por mor da celebración das festas e por estritos motivos de seguridade (por exemplo o día da celebración da Festa do Polbo”, alegando para ello las quejas suscitadas por hosteleros y vecinos de la zona. l