El índice de criminalidad de Ares se sitúa en 2018 cuatro puntos por debajo de la media gallega

Un momento de la reunión que tuvo lugar ayer en el consistorio arensano

El índice de criminalidad de Ares durante el presente ejercicio ha descendido dos puntos con respecto a 2017, situándose en los 23,33 delitos por 1.000 habitantes.

El índice de criminalidad de Ares durante el presente ejercicio ha descendido dos puntos con respecto a 2017, situándose en los 23,33 delitos por 1.000 habitantes. Una cifra que sitúa al municipio a cuatro puntos de diferencia de la media gallega y a 20 si se compara con la media estatal situada en 43,9. Estos son algunos de los datos analizados ayer en la Junta Local de Seguridad que presidio la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, en la que también estuvieron presentes mandos de la Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Xunta de Galicia, así como otros representantes municipales con el alcalde, Julio Iglesias a la cabeza.
Las cifras reflejan un descenso de todos los parámetros analizados como los delitos graves y menos graves, los delitos leves y las infracciones penales, a pesar del cual la subdelegada ha incidido en la necesidad de seguir trabajando en esta línea y reforzando la coordinación de las diferentes fuerzas y cuerpos de seguridad.
Por su parte, el regidor planteó la necesidad de reforzar los dispositivos de seguridad en situaciones puntuales, especialmente durante el período veraniego en el que la población del municipio se multiplica por tres y, por lo tanto, existen más concentraciones de personas y se prolongan los horarios, circunstancia que será tenida en cuenta según confirmó Pilar López-Rioboo.
La responsable del Gobierno central informó además a los asistentes de las nuevas medidas aprobadas en materia de violencia de género y de la intención de constituir y activar las mesas de coordinación institucional en violencia de género, así como en la incorporación de las policías locales al sistema Viogen para la protección de las víctimas. l