sábado 19.10.2019

La incidencia de la avispa velutina vuelve a repuntar en las comarcas

Ferrol, Narón, Fene, Valdoviño, Cedeira y Ortigueira son los municipios con mayor presencia del insecto en los últimos informes
La incidencia de la avispa velutina vuelve a repuntar en las comarcas

La meteorología ha retrasado este año el ciclo de la avispa velutina, que si bien ha tenido un “tímido” inicio de verano, a estas alturas la aparición de nidos comienza a despuntar. Según la última tabla de datos publicada por la Xunta el pasado 9 de septiembre, de los 21 concellos que conforman las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal, seis de ellos –Ferrol, Narón, Valdoviño, Cedeira, Ortigueira y Fene– han registrado la presencia de más de cien colonias. La mayoría se concentran en la franja de entre 26 y 100 nidos detectados –se trata de Neda, Moeche, Cariño, Mañón, Mugardos, Vilarmaios y Monfero– y cinco ente 6 y 25 colonias –Cerdido, As Somozas, San Sadurniño, A Capela y Pontedeume–. Según los datos que maneja el gobierno gallego en los concellos de Ares, Cabanas y As Pontes no se habría detectado presencia de esta especie invasora este verano. Un extremo desmentido por  uno de los responsables de la Casa do Mel de Goente, Manuel Ferreira. “O que se recolle no mapa da Xunta non se achega á realidade, por exemplo en As Pontes non aparece ningún nido rexistrado e non é certo;  esta mesma semana fumos sacar un”, asegura. Ferreira explica que los avisos se dan “pero a Xunta tarda en mandar ao persoal e xente cánsase de esperar pero a incidencia é maior do que reflicten os datos da Xunta”. Y es que la información se obtiene únicamente de los avisos que se comunican a través del 012, no de una inspección del territorio, lo que hace pensar en una incidencia mucho mayor.

Las proyecciones de su aparición apuntan a un número similar al del año pasado. “A presión está sendo moita nos concellos da bisbarra. Nós detectámolo por exemplo en San Sadurniño onde xestionamos o colmear didáctico na finca da Cortiña, en A Capela tamén onde a asociación ten colmeares e por exemplo en As Pontes a presión varía, na zona do lago, contra Espiñaredo é moi forte, sen embargo en Goente é menor e hai tres kilómetros de distancia”, señala.

Como señalan desde la Casa do Mel de Goente, a estas alturas la erradicación de esta especie invasora que afecta tanto al ámbito rural como al urbano, va a ser complicada, lo que no impide que se puedan adoptar medidas preventivas y de control de las plagas. Hasta el momento, la más efectiva es el trampeo, sobre todo el primavera para capturar a las reinas fundadoras y evitar la consolidación de nuevos nidos. Si bien a estas alturas del año, estos artilugios caseros vuelven a tener su razón de ser coincidiendo con la temporada de frutas  –las avispas vuelven a caer en las trampas aunque estas capturas son poco influyentes de cara a la colonia–, desde la entidad recomiendan redoblar el trampeo a finales de otoño, momento en el que las nuevas reinas dejan sus nidos para hibernar a ras de suelo, evitando así con su captura que se funden nuevas colonias la próxima primavera.

Comentarios