La Granja A Esperanza de San Sadurniño busca una mayor calidad que producción

La Cooperativa Agraria Provincial presentó en Miño el pasado martes su proyecto de ampliación y diversificación de la granja A Esperanza, localizada en la parroquia de Santa Mariña do Monte, en San Sadurniño.

La Granja A Esperanza de San Sadurniño busca una mayor calidad que producción
La explotación de Santa Mariña do Monte se remodelará en primavera para volver a la actividad a final de año | j. meis
La explotación de Santa Mariña do Monte se remodelará en primavera para volver a la actividad a final de año | j. meis

La Cooperativa Agraria Provincial presentó en Miño el pasado martes su proyecto de ampliación y diversificación de la granja A Esperanza, localizada en la parroquia de Santa Mariña do Monte, en San Sadurniño. La firma, que desde 2009 gestiona también la granja miñense de O Cancelo, está ampliando su proyecto ganadero con la renovación de esta explotación, que ya adquirió en 2016. Así, se prevé que los trabajos de renovación empiecen esta primavera para volver a la actividad antes de que concluya el año, si se cumplen las previsiones iniciales.
El objetivo de la cooperativa pasa por producir en San Sadurniño una leche con más grasa y proteína, más apta para la producción de helados, que es una de las principales apuestas comerciales de la compañía. Así, la renovada explotación ganadera de Santa Mariña do Monte abastecerá al grupo en la elaboración de su marca cabecera; Bico de Xeado. Un producto del que se han duplicado las ventas en los últimos años, pasando de una producción de 100.000 litros de helado en 2016 a los 200.000 del pasado ejercicio. La cooperativa tiene en la actualidad unos cuarenta socios que producen en las dos granjas que gestiona en propiedad unos dos millones de litros de leche.

Con respecto a los helados comercializados bajo la marca Bico de Xeado, la CAP cuenta con siete tiendas propias en Galicia y otra en Madrid, además de acuerdos con heladerías para comercializar sus productos.
Desde la cooperativa destacaron durante la presentación del proyecto que la vía iniciada por su compañía en la producción de sólidos lácteos debería ser el camino a seguir por el sector, “dado que resulta máis doado vender sólidos que exportar líquidos”. Esto será viable si se logran acuerdos estables con los ganaderos “para producir máis grasa e proteína, en lugar de cantidade de litros”, aseguraron.

Desde que en 2016 la Cooperativa Agraria Provincial se hizo cargo de la gestión de la granja A Esperanza, se trabajó con el rebaño de vacas frisonas que había en la explotación. No obstante, la intención ahora pasaría por sustituir estos animales por un rebaño de alrededor de 250 ejemplares, cuya raza estaría todavía por decidir, aunque se baraja como una de las opciones la Jersey, buscando así producir leche más grasa y con mayor cantidad de proteína. En la actualidad la granja de San Sadurniño dispone de unos 120 animales que se utilizan para el ordeño y del orden de un centenar para recría.
Inicios
La Granja A Esperanza nació a principios de los años 70 cuando cinco labradores de la parroquia de Santa Mariña do Monte decidieron montar una pionera empresa cooperativa, bautizada como Cooperativa de Explotación Comunitaria Nosa Señora da Esperanza, que estaba orientada a la producción de carne y leche. Con una media de 300 vacas frisonas producían unos 3.000 litros de leche diarios, que se vendieron desde sus inicios y hasta que la firma fue adquirida por la Cooperativa Agraria Provincial en 2016 a la misma empresa transformadora y distribuidora.