martes 10.12.2019

La escalera de caracol del castillo modestino, a punto para el festival

La fortaleza, que concentra parte de las actividades de la cita irmandiña, podrá visitarse gratis este fin de semana
El Concello recomienda hacer la visita por la ruta habitual y que, una vez finalizada, accedan de nuevo por estas escaleras | c.g.
El Concello recomienda hacer la visita por la ruta habitual y que, una vez finalizada, accedan de nuevo por estas escaleras | c.g.

Uno de los tesoros arquitectónicos del Castillo de Moeche, la escalera de caracol, acaba de ser abierta al público con el tiempo justo para recibir a los cientos de personas que participarán este fin de semana en una nueva cita del Festival Irmandiño.
La referida escalera comunica la estancia de la sala de armas con el paseo de ronda del piso superior del fortín. Se trata, como destacan desde el Concello, “dunha xoia de cantaría feita de granito que, porén, levaba pechada máis dunha década por razóns de seguridade”.

Ahora, después de unos minuciosos trabajos de limpieza de la piedra y tras aplicar un producto para retirar el verdín el gobierno municipal ha decidido abrir este acceso de nuevo al público, aprovechando la cita festivalera, que atrae al castillo numerosas personas. Cabe destacar que la fortaleza acoge varios actos del programa festivo del festival, como el asalto infantil programado para el sábado a las 17.00 horas.


Desde el Concello recuerdan que ya se había intentado abrir al público el referido acceso en el año 2015, pero por aquel entonces la Dirección Xeral de Patrimonio recomendó que para poder hacerlo con ciertas condiciones de seguridad era necesario dotar el espacio de una cúpula o algún otro sistema de cobertura que impidiese la entrada de lluvia. Una actuación costosa que suponía además tener que buscar la que fuese más integradora con el conjunto. Recientemente, el gobierno local retomó la idea de abrir el acceso al público y desde Patrimonio se sugirió entonces una solución menor, que suponía limpiar los escalones y aplicar un producto contra los efectos de la humedad, algo sencillo que bastaría para evitar posibles resbalones. Una vez acometidos estos trabajos, el Concello optó por abrir el acceso para este fin de semana, de gran afluencia al lugar.
Aunque el acceso estará abierto, desde el Concello recomendarán a los visitantes que solo utilicen este como vía de entrada al fortín, ya que la bajada podría ser más dificultosa. Cabe recordar que en su día, antes de la rehabilitación acometida en 2006, el paso a las almenas y la torre de homenaje solo era posible a través de la escalera de caracol. Hoy, el acceso a este nivel está dirigido por el interior del Centro de Interpretación das Revoltas Irmandiñas por cuestión de seguridad y de un mejor conocimiento del conjunto.


Desde el Concello invitan a quienes se acerquen hasta el castillo estos días a que realicen el itinerario tal y como se recomienda en las guías y que, si se quiere ver las escaleras, se haga tras concluir la visita al conjunto monumental.

Comentarios