La Diputación financia el programa de la abeja negra de la Casa do Mel

El presidente provincial, junto al de la Asociación Casa do Mel durante la firma del convenio | diputación
|

El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, y el presidente de la Asociación Apicultores Casa do Mel, Manuel Ferreira, firmaron ayer un convenio por el que la institución provincial financiará el programa de selección, reproducción y mejora de la abeja negra local llevado a cabo por la Casa do Mel de Goente, en As Pontes. En la firma, que tuvo lugar en la sede provincial también estuvo presente la concejala de Turismo de As Pontes, Elena López.

El proyecto, financiado con 18.499,44 euros, permitirá ejecutar el plan de recuperación y mejora genética de la abeja local que se elaboró con el asesoramiento de la Oficina de Transferencia de Investigación de la Universidad de Murcia y de la doctora experta en la materia, Pilar de la Rúa Tarín. Según explicaron desde la Casa do Mel, la repercusiones positivas de esta iniciativa no solo se supeditan a la repercusión que tendrá sobre la biodiversidad de la especie y la protección de los ecosistemas sino también permitirá lograr una mayor producción con el consumo de menos recursos, debido a su mejor adaptación al medio y resistencia a las enfermedades más comunes. “A abella negra sufriu unha forte erosión xenética nos últimos tempos debida á merma das colonias e a importación de razas foráneas, que tivo como consecuencia a aparición e rápida difusión de colonias híbridas, poñendo en perigo a subsistencia da abella local que queremos manter”, explicaba ayer Manuel Ferreira.


La aportación económica de la institución provincial es de 18.500 euros



Por ello el proyecto tendrá tres objetivos: la recuperación y conservación de la abeja local tras años de introducción de líneas de abeja italiana con cruces e hibridación con la autóctona; su mejora genética para mantener su adaptación al medio y mejorar alguna de las características productivas, sanitarias y de mansedumbre; y la expansión de la abeja local entre los apicultores de la zona para obtener una mayor productividad, reducir las pérdidas, ampliar la supervivencia de los enjambres y obtener un mejor rendimiento de las explotaciones de la zona.

El presidente provincial por su parte, valoró el trabajo que se está realizando desde la Casa do Mel “que viu incrementada a súa actividade exponencialmente nos últimos anos debido á incorporación de novos socios” y que “realiza un labor moi importante que repercute na economía local, comercializando no pequeno comercio o excedente de mel que produce, contribuíndo á promoción dun produto típico e local como o mel, e ademais proporciona información, formación e especialización aos apicultores para que estes acaden unha maior produtividade, un incremento na calidade dos seus produtos e, polo tanto, unha maior penetración e diferenciación no mercado”.

La Diputación financia el programa de la abeja negra de la Casa do Mel