viernes 13.12.2019

La Diputación adjudica las obras de mejora de la DP-6121 en 316.218 euros

La empresa Vipeca Obras y Servizos se encargará de los trabajos a realizar en el punto kilométrico 7+800
Imagen del punto en el que se desarrollarán los trabajos
Imagen del punto en el que se desarrollarán los trabajos

La Diputación de A Coruña acaba de adjudicar las obras de mejora de la seguridad vial en la carretera provincial DP-6121 de Mera a Cariño. La empresa Vipeca Obras e Servizos, adjudicataria de los trabajos, firmó ayer en la sede de la institución provincial el contrato por valor de 316.218,98 euros. A este presupuesto habría que sumarle los 92.959,13 euros destinados a las expropiaciones necesarias para la ejecución de la intervención en el vial principal de acceso al municipio, uno de los que más tráfico pesado registra en la red provincial de carreteras.

Los trabajos se centrarán en el punto kilométrico 7+800, donde existe una zona de curva pronunciada en la que el vial se estrecha considerablemente al pasar por el puente sobre el río Lourido, de tan solo 5,5 metros de ancho, lo que hace imposible el cruce de camiones en condiciones de seguridad. Esto, unido a la falta de visibilidad de la zona debido a la presencia de casas muy próximas a la vía, provoca numerosos accidentes.

La actuación incluye la demolición de la edificación más próxima al interior de la curva y la ejecución de una variante y de un nuevo puente, que discurrirá paralelo al actual, río abajo. De este modo se conseguirá separar los dos sentidos de la circulación, dotándola de carriles de 3,5 metros de ancho en cada sentido que garanticen la circulación en condiciones de seguridad.

Condicionantes 
El puente actual está protegido por Patrimonio, por lo que no es posible ampliarla ni modificar su geometría actual, motivo por el que la Diputación optó por la construcción de una nueva infraestructura que ejecutará con tablero prefabricado de 7,75 metros de ancho con cinco vigas tipo doble T. La construcción de la variante y del nuevo puente permitirá dejar la carretera actual para la circulación en un único sentido, mejorando además el trazado con radios en planta de entre 35 y 300 metros.

Se habilitará un carril de 3,5 metros con arcenes interior y exterior de medio metro y bermas de 0,80 metros para la instalación de barreras de protección en cada sentido, creando una pasarela peatonal que permitirá garantizar tanto la seguridad de la circulación en la carretera como la de los peatones del núcleo poblacional.

Comentarios