domingo 25.08.2019

La Demarcación de Costas finaliza actuaciones en Ares por valor de 72.000 euros

La subdelegada del Gobierno, Pilar López-Rioboo, visitó ayer con el alcalde los trabajos llevados a cabo en la ensenada de Chanteiro 
En Chanteiro se sustituyó un vial de asfalto por una senda peatonal de hormigón impreso  y se creó una zona mirador
En Chanteiro se sustituyó un vial de asfalto por una senda peatonal de hormigón impreso y se creó una zona mirador

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, y el jefe de la Demarcación de Costas en Galicia, Rafael Eimil, se reu-nieron ayer en Ares con el alcalde de la localidad, Julio Iglesias, para comprobar la finalización de las obras ejecutadas por el organismo nacional en el municipio y que se materializaron en diversas actuaciones de reparación y mejora de los accesos a las playas y paseos marítimos por valor de 72.000 euros.

Así, se acondicionó y mejoró el acceso al arenal de Seselle para lo que se sustituyó la pasarela de madera existente y deteriorada por otra de similares dimensiones pero aplicando criterios de sostenibilidad ya que se aprovecharon y reutilizaron materiales naturales de otras actuaciones. También se instaló una escalera de acceso de tres metros de ancho en la zona del Esteirón que sirve para comunicar el paseo marítimo, utilizando también madera reciclada y dotando a la infraestructura de un pavimento continuo de suelo estabilizado con cemento para evitar las escorrentías, y de un pasamanos de madera.

Envergardura
Durante su visita, los responsables políticos, acompañados de técnicos de Costas se trasladaron a Chanteiro donde la intervención ejecutada por el organismo nacional permitió recuperar un tramo de la senda litoral norte de unos 165 metros para lo que fue necesaria la sustitución de un vial de firme asfáltico por una senda de hormigón impreso para uso preferente de los peatones.

Esta zona presentaba un estado de degradación considerable, ya que el entorno de la ensenada y de la playa se convirtieron en espacios carentes de vitalidad y en verano eran invadidos por los vehículos de manera indiscriminada, lo que deterioraba el uso y disfrute de este borde costero del municipio.

La reciente construcción de un aparcamiento disuasorio por parte del Concello de Ares, fuera de la primera línea de playa, permitió recuperar el uso peatonal de los antiguos viales, restableciendo así una zona de mirador y descanso para los usuarios y que ahora sirve también de comunicación con la importante red de sendas que circunda Montefaro.

La actuación se completó con la adecuación del entorno natural mediante césped y mobiliario urbano, generando un mirador sobre la playa además de la instalación de drenaje, pasamanos de madera y la mejora de las señales de acuerdo a los valores ambientales de la zona.

Comentarios