jueves 02.04.2020

El Concello de Cariño aprueba un presupuesto valorado en 3,5 millones para el presente año

El documento económico recoge inversiones por más de 360.000 euros 

Cariño aprobó ayer en pleno el presupuesto que regirá las cuentas municipales durante el presente ejercicio y que está valorado en 3.551.770,10 euros. “Por primera vez desde hace años el endeudamiento bancario municipal es inexistente y solo se consignan unos simbólicos 2.500 euros en el presupuesto para hacer frente a cualquier contingencia menor con estas entidades”, señaló el alcalde, José Miguel Alonso Pumar.

El capítulo de inversiones alcanza los 364.568,24 euros de los que 55.035,27 se dedicarán a la segunda anualidad de los trabajos del Pepri y 21.600 para continuar con la redacción del PXOM. Además se reparará el carril bici del paseo marítimo con una partida de 59.900 euros y se dedicarán 126.295,06 para la urbanización de la calle O Cadro y la mejora de los viales de Campanario, Murela y Fontao –58.774,14 euros–.

Además, aunque no aparecen reflejadas en el presupuesto aprobado ayer se preven ejecutar inversiones a través del Plan Único 2020 provincial y el gobierno avanzó en breve el inicio del proyecto para la renovación de los pavimentos de caminos en Landoi, Sismundi y aceras en Cariño por un importe de 61.224,01 euros que incluye la finalización de las aceras de la avenida Pérez Lugín.

También se prevé durante el cuarto trimestre del año la adjudicación de los trabajos de renovación de todo el alumbrado público para lo que se invertirán 800.000 euros  y en cuanto al centro de día, esta anualidad se ejecutará el aval incautado –cerca de 58.500 euros–, que  facilitará la redacción definitiva del proyecto de finalización y permitirá realizar los trabajos de mantenimiento básico previos a las obras.

Gastos
En el capítulo de gastos, se dedican 1,3 millones de euros a gasto en bienes corrientes y servicios, un 37,51% del presupuesto. Así, está previsto licitar nuevos servicios que verán reflejado un aumento en el precio como consecuencia de las alzas salariales de los trabajadores que los prestan como es el caso del PAI o del servicio de asistencia urbanística, dos prestaciones puestas en marcha durante el pasado mandato. Además la intención del gobierno local es poner a disposición de los usuarios de la Ley de Dependencia más de 8.000 nuevas horas de atención domiciliara al año sobre la que Alonso Pumar recordó “estamos hablando de una competencia que no está suficientemente apoyada por la Xunta de Galicia, que es quien tiene las competencias en el área”.

En lo que al capítulo de personal se refiere, el alcalde adelantó su compromiso de “iniciar este año un proceso de finalización definitiva de la RPT, cuyo estudio ya fue realizado, para crear una correcta respuesta al organigrama laboral municipal”.

Además se destinarán 107.940 euros al apartado de subvenciones, superando las cifras de anteriores ejercicios, y apostando por el apoyo a colectivos locales mediante de un reparto “no discrecional y fundamentado en unas bases claras y objetivas”, el impulso de ayudas de carácter asistencial y de emergencia social, así como a programas de becas de apoyo destinadas a aquellos menores de edad que no puedan acceder a las actividades que se llevan a cabo en el municipio. Línea dentro de la que se incluyen las ayudas a la natalidad –350 euros por niño nacido o adoptado–.

Comentarios