lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Comienza la época de trampeo para evitar la expansión de la avispa velutina

Trampa casera para capturar al insecto de origen asiático | jorge meis

La velutina es una especie invasora peligrosa para el medioambiente y que conlleva, además, un riego para la salud de las personas alérgicas .

Desde la Asociación Galega de Apicultura (AGA), concretamente desde su delegación en Ferrolterra, insisten en la importancia de que los vecinos de las comarcas lleven a cabo –desde finales de marzo y hasta el mes de mayo, coincidiendo con la fase de construcción y actividad del nido primario– la instalación de trampas para la captura de este insecto de origen asiático. “El mensaje es breve y claro, y está dirigido a la gente del rural: Si no quieres un nido velutino próximo a tu casa, pon un par de trampas en tu huerto o jardín”, sostiene Rafael Díaz, técnico apícola de AGA. Esta captura también puede realizarse entre los meses de septiembre y diciembre, entre el nacimiento de nuevas avispas reinas y su hibernación.

Las velutinas carecen de enemigos naturales y generan centenares de madres por nido, a diferencia de las especies autóctonas de avispa, que apenas llegan a la decena. Esto repercute en que el nivel de riesgo que puede llegar a generar esta especie sea “muchísimo mayor”.

Y es que no es necesario acercarse a un nido para alertarlas, ya que reaccionan al ruido y vibración, siendo más agresivas y atacando en mayor número y con más insistencia. Además, por su gran tamaño con respecto a las autóctonas, son capaces de inyectar una cantidad mayor de veneno a través de su aguijón.



Situación de las trampas


Es importante colocar las trampas en lugares soleados, ya que el olor del líquido atrayente se difunde mejor cuanto más caliente esté. Además, las reinas de velutina se alimentan de glúcidos de plantas y especies asiáticas como la camelia o de árboles frutales en flor –como los nísperos–, por lo que es recomendable colocar cerca de ellos estos “cebos”.

Desde AGA explican que lo ideal es colocar las trampas alrededor de los nidos de velutina del último año que no se hayan eliminado antes de septiembre, en un radio de 100 a 150 metros, alejados también en esa distancia en el caso de que tuviésemos un colmenar de abejas.

A ser posible, lo ideal es colocar dentro de la trampa un ejemplar de velutina –si es vivo, y se trata de una reina, mejor–, ya que atraerá a más cantidad de avispas asiáticas por el efecto de las feromonas y servirá también de repelente para las abejas –a las que se quiere proteger–.



Mecanismos a emplear



Es fundamental emplear trampas lo más selectivas posible para evitar que entren en ellas otros insectos polinizadores, fundamentales para la reproducción de plantas y cultivos. Para ello, es aconsejable que en la parte superior de la botella que se emplee se realicen dos agujeros enfrentados con un diámetro de entre 8 y 9 milímetros. Con ello conseguiremos que abejorros, mariposas o polillas no se introduzcan en la trampa. Justo debajo de las entradas debe haber, también enfrentados, dos orificios de salida de entre 4 y 5 milímetros. Es aconsejable, además, colocar en el interior del recipiente, un corcho o cualquier elemento flotante en el líquido atrayente. Aunque existen fluidos ya preparados para este fin, es posible elaborar una mezcla casera empleando levadura fresca, azúcar y agua.



Retirada de nidos



La Xunta retiró en 2021 –a través de la empresa pública Seaga– un total de 17.857 nidos de avispa velutina, una cifras que reflejan el problema que representa esta especie invasora en la comunidad.

En las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal se retiraron el pasado año un total de 916 nidos, siendo la primera de ellas la más afectada por la presencia de la velutina. Los efectivos de Seaga se hicieron cargo de 690 nidos en el área de Ferrolterra, 133 en la zona del Eume y 93 en la de Ortegal –sin contar con el municipio de Ortigueira, ya que no está adherido a este plan autonómico–.

Ferrol y Narón fueron los concellos en los que más nidos de velutina se retiraron –162 y 116, respectivamente–, seguidos de Valdoviño (99), Fene (85), Cedeira (64), Pontedeume (58), Cabanas (48), Cariño (41), Mugardos (38), Ares (37), Neda (36), San Sadurniño (28), Manón (27), Cerdido (25), Moeche (19), Monfero (12), As Pontes (10), As Somozas (6) y A Capela (5).


Desde la Xunta recuerdan la importancia de la colaboración de los ciudadanos, por lo que aconsejan contactar con el Teléfono de Atención e Información a la Ciudadanía 012 cuando se detecte un nido, para su posterior retirada en un plazo medio de cinco días hábiles –alguno más en lugares de difícil acceso–, según informa el ejecutivo autonómico.-

Comienza la época de trampeo para evitar la expansión de la avispa velutina

Te puede interesar