jueves 09.07.2020

La Baixada de Carrilanas de Valdoviño cancela la prueba de agosto y mira a su 25 aniversario

La organización ha decidido anular la edición de este año, puntuable para la Copa de Europa, por la pandemia actual del coronavirus
Imagen de la edición del pasado año de la bajada a San Mamede que cada agosto se celebra en el municipio | e.c.
Imagen de la edición del pasado año de la bajada a San Mamede que cada agosto se celebra en el municipio | e.c.

Conscientes del riesgo que para la salud podría suponer la celebración de la cita, que cada año –el segundo fin de semana de agosto– congrega a miles de espectadores, la Asociación da Baixada de Carrilanas a San Mamede, de Valdoviño, ha decidido cancelar la edición de este 2020 debido a la situación actual provocada por la pandemia de la Covid-19. 

“Es evidente que ningún organismo puede garantizar cuando y en que condiciones se retomarán los eventos al aire libre con una masiva afluencia de personas, ya que, como es lógico, sus decisiones dependerán de la evolución de la pandemia”, señalan desde la organización.

Este año, además, el evento “subía un escalón” al convertirse en sede de la Copa de Europa (otorgada por la Federación Internacional), lo que supondría, en caso de la apertura de fronteras en la Unión Europea, la presencia de participantes de otros países (algunos ya confirmados), “lo que estimamos podría suponer un riesgo para la salud de las personas”, añaden.

La mencionada prueba –integrada por cinco citas puntuables en diferentes países– se mantiene, en principio, para el próximo año, cuando la popular cita del municipio de Valdoviño cumplirá su 25 aniversario.

A esa especial edición miran ya desde la organización, que aspira también a conseguir en algún momento convertirse en sede del Campeonato de Europa –a disputar en una única sede–. “Esa es nuestra intención y nos gustaría lograrlo para el próximo año, para hacer así algo especial por el 25 aniversario”.

Seguridad
La Asociación destaca también en un comunicado que, desde la primera edición, “nuestro mayor esfuerzo siempre se centró en salvaguardar la salud y seguridad de las personas y el momento actual requiere, sin duda, la mayor de las salvaguardas”, dicen.

Instan, en este sentido, a la población en general a extremar las precauciones para con el virus, ya que “está en juego la vida y el futuro de todos nosotros”.

Aluden también a la delicada situación por la que están atravesando, debido a la pandemia, los pequeños negocios que año tras año colaboran con un evento protagonizado por vehículos que descienden hasta San Mamede sin ningún tipo de propulsión. 

Colaboración
“Nuestro evento se sostiene gracias a la imprescindible y generosa colaboración de pequeños negocios, los cuales están pasando por momentos difíciles y de gran incertidumbre, por lo que nos parece abusivo solicitar su ayuda en esta difícil situación. A todos los colaboradores les expresamos nuestro enorme agradecimiento y el deseo de una pronta recuperación de sus actividades”, apuntan. 
Todos estos motivos llevaron a la organización a tomar la decisión de cancelar una cita que pone el foco ya en el próximo año, en el que tocará soplar veinticinco velas.

Comentarios