• Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Ares recuperará los antiguos aljibes para paliar los problemas del agua

El Concello de Ares ha estudiado con Augas de Galicia y con técnicos municipales media docena de alternativas para mejorar los problemas con el servicio de abastecimiento de agua.

Ares recuperará los antiguos aljibes para paliar los problemas del agua

El Concello de Ares ha estudiado con Augas de Galicia y con técnicos municipales media docena de alternativas para mejorar los problemas con el servicio de abastecimiento de agua. El regidor, Julio Iglesias, aseguró que finalmente, tras barajar varias opciones, han acordado que lo más efectivo para solucionar el problema con el caudal y la presión de las últimas semanas pasa por instalar una segunda línea de refuerzo de 150, que se unirá a la ya existente de 200.
La otra alternativa que también se implantará para corregir las deficiencias en la red de los últimos tiempos pasa por recuperar los antiguos depósitos de agua ubicados en el barrio de Os Castros y que en los últimos años no tenían uso. El regidor explicó que si bien la primera medida servirá para incrementar el caudal de agua, la puesta en funcionamiento de los referidos depósitos permitirán hacer uso de los mismos en caso de necesidad. Estos habitáculos, que llevan un par de décadas en desuso tienen una capacidad de hasta 800 metros cúbicos. “El uso de estos depósitos nos permitiría recurrir a los mismos en casos de necesidad puntuales o cuando hay algún problema con la red general de abastecimiento”, explicó el alcalde, quien señala que el consumo habitual en la villa durante los meses de invierno es de unos 900 metros cúbicos, “con lo que un depósito de estos cubriría las necesidades de un día completo”.
Julio Iglesias recuerda que el consumo de agua en el municipio se ha incrementado de forma importante este verano, pasando del consumo propio de estas fechas, que se sitúa en los 1.300 y 1.600 metros cúbicos, a los 2.100. Una demanda que casi triplica la del resto del año y que ha obligado a aplicar medidas restrictivas como eliminar el servicio de duchas en las playas esta temporada. Aun así, las zonas más altas del término municipal y los pisos más altos han visto deben hacer frente a un servicio muy mermado durante las horas de mayor demanda del día.
Estas dos actuaciones implicarían también colocar un nuevo grupo de presión para bombear el agua. Se trata de una medida que implica mayor consumo eléctrico, “pero se trata de un gasto asumible, sobre todo teniendo en cuenta que se utilizaría solo dos meses al año”, apunta el regidor.
Este paquete de mejoras en el deficitario servicio de abastecimiento se asumirá con fondos de las administraciones provincial, autonómica y municipal, tal y como apuntó Iglesias. l