• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Un líder carismático

En tan sólo una semana, el papa Francisco ha sorprendido gratamente a todo el mundo. Su carisma, su humildad, y su capacidad de liderazgo son características que no han pasado inadvertidas en una sociedad tan necesitada de referentes como la nuestra. El nuevo papa ha conseguido colocar a la Iglesia en el centro de atención de toda la Humanidad. Ha roto moldes y estereotipos.

En tan sólo una semana, el papa Francisco ha sorprendido gratamente a todo el mundo. Su carisma, su humildad, y su capacidad de liderazgo son características que no han pasado inadvertidas en una sociedad tan necesitada de referentes como la nuestra.

El nuevo papa ha conseguido colocar a la Iglesia en el centro de atención de toda la Humanidad. Ha roto moldes y estereotipos. Se ha presentado como el papa que reivindica una Iglesia pobre al servicio de los más pobres. Jorge Mario Bergoglio quiere ser el papa de las personas humildes y sencillas, y ha manifestado abiertamente sus intenciones reformistas para una Iglesia que busca recuperar su conexión con la sociedad.

Sus primeros pasos al frente de la Santa Sede han estado llenos de gestos y símbolos que describen su personalidad. Su espontaneidad, su sencillez, y su carisma describen a un nuevo líder mundial llamado a ser el nuevo pescador de almas. Es, el sucesor de Pedro.