Con pies en la tierra

Así parece que quieren que nos pongamos los ferrolanos, con los pies en la tierra, en esa tierra que será el pavimento de la nueva Plaza de Armas que se anticipa .

Así parece que quieren que nos pongamos los ferrolanos, con los pies en la tierra, en esa tierra que será el pavimento de la nueva Plaza de Armas que se anticipa . Doctores tiene la iglesia y no seré yo quien discuta la pericia de los arquitectos que diseñaron el proyecto, y supongo que habrán tenido en cuenta la climatología habitual de nuestra ciudad y la pendiente que presentará la Plaza. Pero por si acaso es demasiado suponer, solo decir que tenemos una experiencia real en el jardín trasero del centro cultural Torrente Ballester, aprobado y ejecutado en tiempos del PP, en el que se utilizó tierra como pavimento de los caminos que lo transitan y que se convierte en un lodazal y forma regueros de tierra que se introducen en la calle Concepción Arenal cada vez que llueve con cierta intensidad. 
Lo malo pues no es equivocarse, si no repetir la equivocación, y sobre todo si la dimensión del error es mucho mayor, pues una cosa es un jardín y otra una plaza principal.