Que le den

He sabido de jueces prevaricadores y falsarios; de muchos políticos

He sabido de jueces prevaricadores y falsarios; de muchos políticos mentirosos y corruptos, reyes espurios, presidente de gobierno inmoral de un gobierno inmoral, de curas pederastas y Papas alcahuetes. De miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado traficantes de droga, ladrones, y hasta asesinos. De maltratadores de mujeres y niños que, por no estar en la cárcel, llegaron a matarlos. Ni siquiera con carácter preventivo, tal como enchiqueraron a los políticos catalanes independentistas, que fueron acusados de violentos sin dar ni una colleja a nadie. De jueces que hacen el caldo gordo a políticos, y aceptan “sugerencias nunca dichas” mientras unos y otros hablan de poderes independientes. 
De banqueros y empresarios avaros y rapaces, y otros ladrones y delincuentes de todo tipo y ralea. Y aún así, he creído que la sociedad merece la pena. Pero los Reyes Magos me han dejado carbón. Por mí, a la sociedad esa, que le den mate.