• Lunes, 26 de Septiembre de 2016

Tiempos hubo en que bendito fuera el que metía mano y llegaba hasta la liga, principio de inenarrables e ignotos placeres.
 

Tiempos hubo en que bendito fuera el que metía mano y llegaba hasta la liga, principio de inenarrables e ignotos placeres. Pues bien: Hoy la liga se pone cachonda en su poderío, y sube y mete mano hasta el meollo del asunto. Juzguen, si no, la noticia: “La Liga abre expediente al Barcelona por llegar a un acuerdo con la fiscalía en el caso Neymar” ¡Tócate los huevos!
La figura del acuerdo de un “arrepentido de un delito” que canta como un canario ante un fiscal para reducir su condena, o acepta su petición de condena sin ir a juicio, forma parte de nuestro ordenamiento jurídico.   
Sentado, me parece de puta madre lo de la Liga. Pero ¿qué hacer con el caso de Matas “el Balear” que tramita con la Fiscalía Anticorrupción no ir a la cárcel por delitos contra Hacienda, rebañeo y blanqueo de comisiones de dinero negro y público? ¿El Ministro de Justicia debería abrir por ello expediente a la Fiscala General del Estado, o al  CGPJ?