• Domingo, 25 de Septiembre de 2016

El costo de heredar

Todo el mundo sueña con heredar algo en algún

Todo el mundo sueña con heredar algo en algún momento de su vida, pero no piensa en los problemas que esto conlleva y los gastos que ocasiona, así como los sinsabores que hay que pasar. A veces es un trago demasiado amargo y en otras ocasiones se convierte en la pesadilla de un sueño en una noche de verano, cuando dices hola y adiós, porque se va tal y como vino, pero sin siquiera haberla tocado.
En Galicia al paso del tiempo y con la crisis que desde el año 2007 azota al país, se ha convertido en un problema muy complicado el heredar. El Fisco y los acreedores están al acecho de los descendientes para pasar la factura a la que tendrá que hacer frente si se asumen la responsabilidad de aceptar la herencia, la cual en muchas ocasiones guarda una desagradable sorpresa que nunca se soñó recibir. Por esta causa cada vez son más los herederos que rechazan hacerse cargo, debido a que en muchas ocasiones es más lo que hay que pagar que lo que toca recibir y siempre hay que hacer la liquidación de la deuda antes de percibir dicha herencia, con lo cual si no se tiene la liquidez suficiente o se le pide al banco o se rechaza. Casi nunca lo que se recibe sale gratis.
Es lo que viene aconteciendo desde hace ya algún tiempo, pero el ejercicio pasado del 2015, hubo 2.294 herederos gallegos que han tenido que rechazar la parte que iban a recibir, porque no tenían o no llegaba para pagar la deuda del finado, esta cifra va en aumento año tras año. En muchos casos hay hipotecas por medio que están sin levantar o créditos solicitados a cargo de la vivienda u otros bienes y que también se hallan sin liquidar, por lo que hay que hacerles frente si se acepta la herencia.
El problema tiene que ver más con el fallecido que con el que recibe dicha herencia, una vez hechos los números se ve la posibilidad de aceptar o rechazar, sino el beneficiado se hace cargo con su patrimonio de toda la deuda, a lo que hay que incluir la liquidación patrimonial de Hacienda. Esta es la segunda causa en importancia para rechazar una herencia, sobre todo debido al grado de consanguinidad respecto al fallecido, cuanto más alejado, mayor será el gravamen.
Además están los diferentes tratos de liquidación impositiva en España, debido a los modelos autonómicos existentes que son dispares en todo el territorio nacional, de modo que el rechazo es mayor en aquellos lugares en el que el trato fiscal es también más elevado. Un patrimonio en Galicia de 800.000 euros, incluida la vivienda habitual pagaría al fisco unos 15.000 euros, pero si residiese en Murcia, Andalucía o Asturias, por ese mismo importe se abonaría más de 160.000 euros, mientras que en Madrid, estaría exento, por esta causa en España el pasado ejercicio han renunciado a recibir la herencia 37.390 herederos que no han podido pagar.