• Miércoles, 17 de Enero de 2018

Sasha Obama, la hija pequeña del ex-presidente estadounidense,

Sasha Obama, la hija pequeña del ex-presidente estadounidense, trabajó dos semanas en un restaurante de Boston como cajera y limpiando las mesas. La muchacha no tenía obviamente problemas económicos, pero me parece perfecto que haya vivido esta mini-experiencia laboral para tener una visión más completa de la vida, y hay que decir que no es un caso aislado entre las élites estadounidenses ¿Alguien se imagina a la hija de un presidente o ministro de España, trabajando unas semanas en verano para ganar unos pocos cientos de euros? 
Es curioso que aunque en España las diferencias de clase son menores que en EEUU, el clasismo sea mucho mayor, y además por partida doble. 
Por un lado, la vergonzante vanidad de unas élites conservadoras herederas de una tradición rentista, y por el otro lado, el insoportable complejo de superioridad intelectual y moral del moderno progresismo hipster.