• Martes, 26 de Septiembre de 2017

Una cerrazón consistente

EL concejal santiagués de Medio Ambiente, Xan Duro, es también de mollera consistente. Su jefe, Martiño “2.0” Noriega, declaró en el juzgado por supuesta revelación de secretos y al edil le preguntaron en calidad de qué había sido interrogado. Duro se negó a contestar, invocando el secreto de sumario. ¿Qué tendrá que ver el secreto de sumario con la situación procesal de una persona? Pues nada, no hubo manera de que soltase prenda. ¿Eso se llama transparencia u opacidad?