• Viernes, 26 de Mayo de 2017

La tristura y la ledicia del coronel

EL coronel Paco Rodríguez lleva ya unos cuantos años practicando el mantenimiento activo en el gimnasio que el Beneguai –en sus años de plena actividad era mucho menos guai– ha montado para la sección vintage. Su sable se ha enferruxado y su colección de discos de zarzuela ya no suena nunca, pero sus trece años de upegallo mayor aún se recuerdan, igual que su medio siglo volcado con la literatura y que le reportan el premio de la Fundación Galiza Cultura. Lo recibe feliz, aunque reconoce que está triste porque “la conciencia de Galicia se basa en la familia y la comida”... Hombre, un caldo y un pulpiño cos avós nunca está mal. FOTO: paco rodríguez | aig