• Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

El peligro de ser ciclista y vecino de Castro de Rey

A estas alturas seguro que ya hay alguna universidad americana de reconocido prestigio que está analizando la extraña relación existente entre el circular en bicicleta, ser de Castro de Rei y hacerlo bebido hasta las cachas. Si el pasado jueves, agentes de la Guardia Civil sorprendieron a un vecino de esa localidad que cuatriplicaba la tasa de alcoholemia mientras avanzaba tortuosamente sobre su bicicleta por la carretera, apenas 27 horas después otros miembros de la benemérita se encontraron con otro ciclista, también de esa localidad que, un poco más comedido, solamente triplicaba la tasa máxima de alcohol en sangre. Eso sí, si el primero, tras recibir la multa, se fue a celebrarlo al bar, del segundo no hay más noticias...