• Domingo, 17 de Diciembre de 2017

Los huevos contaminados llegan a España

EN un mundo tan globalizado como el que vivimos, era cuestión de tiempo que terminara llegando a España alguna partida de los huevos contaminados con fipronil. Fue en Vizcaya donde se localizaron veinte toneladas de huevo líquido afectadas con ese insecticida autorizado, entre otras cosas, para actuar contra ácaros, pulgas, garrapatas y otros insectos en mascotas y que está expresamente prohibido su uso en animales destinados a la cadena alimentaria, como las gallinas y los pollos. Y sin embargo, son muchos los expertos que consideran que las cosas se están sacando de quicio ya que, según sus cálculos, una persona tendría que comer miles de huevos para sufrir los efectos adversos del insecticida.