• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

De la baronía al virreinato

EL sobrinísimo soñaba con una franquicia enxebre de los socialistas libre de la influencia de barones. ¡Qué cuco! El mensaje sonaba bien, a libertad, a que el partido volvería a ser un partido, cosa que no era casi desde la noche de los tiempos. Pero no va por ahí la cosa. La verdadera intención de Gonzalo Caballero era establecer un control absoluto para que todo dependiese de su voluntad. Solo hay que ver lo que está haciendo en Lugo y en Pontevedra para darse cuenta. En la primera de esas provincias ya ha colocado como candidata a las primarias a la teniente de alcalde de Burela, Patricia Otero, cuya misión es laminar al besteirismo, cargándose de una sola tacada a Álvaro Santos y José María Arias. En Pontevedra será el portavoz municipal en Redondela, Eduardo Reguera, quien se tenga que pelear con el concejal vigués David Regades, apadrinado por el todopoderoso Caballero, don Abel. Si ganan sus peones, el PSdeG estará efectivamente más libre de barones, pero no de la influencia del virrey.