• Martes, 24 de Octubre de 2017

Las buenas melodías

NO todas las noches son las de la Pepitas y eso se nota en la animación por las calles ferrolanas, que ayer vivieron una jornada inusual tarde de sábado con mucho ambiente. Por los menos resultó un día agradable para los gobernantes locales que no tuvieron que escuchar otras melodías más onerosas para sus oídos, como el saneamiento, el convenio con Defensa o la nueva intermodal con la que llegaron de Madrid, tan crédulos como si les prometiesen un aeropuerto en la laguna de Doniños o en la de A Frouxeira, tras su drenaje. Cualquier sonata es buena para que los ediles desplazados a la Corte vengan con las ideas claras y cualquier día impongan la circulación alternativa de matrículas por el centro, para habituarse a la peatonalización.