• Miércoles, 22 de Febrero de 2017

El beneficio de una recogida selectiva en A Pasaxe

MALA COSA cuando suena la trompetería municipal. El año y medio transcurrido desde que Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, ocupa la Alcaldía ha sido suficiente para saber que cualquier anuncio precedido de música de viento está condenado al fracaso. Y sonaron trompetas, cornetas, flautas, pífanos y hasta la gaita del virtuoso Luís Villares momentos antes de que María García, biotopo pata negra, anunciase el “inminente” inicio de la limpieza del poblado chabolista de A Pasaxe; es más, la concejala de Medio Ambiente puso fecha al comienzo de la retirada de la basura: el día 18 de diciembre. Pues o la Marea, nasía pa’ganá, se rige por un calendario diferente al del resto de los coruñeses o de nuevo ha incumplido un compromiso, porque a día de hoy, según la cronología oficial, 14 de enero, aún no se ha recogido ni un solo desperdicio y eso que los hay de todos los tipos, hasta un libro titulado “Como organizar y simplificar el trabajo administrativo”. Con una limpieza selectiva, a lo mejor la xente do común hasta le saca partido.