• Miércoles, 18 de Octubre de 2017

Si bebes, no viajes en el tiempo

TIPOS que se llamen Bryant Johnson hainos a feixes en EEUU, pero uno de ellos es especial; al menos eso piensa la policía de Casper, en Wyoming. Los agentes del turno de noche estaban traquilísimos hasta que recibieron una llamada de Johnson pidiéndoles ayuda. Acudieron a socorrerlo y les avisó de que había que desalojar la ciudad porque los extraterrestres estaban a punto de invadirla. Se definió como un viajero del tiempo que venía de 2048 y que los alienígenas le habían llenado el cuerpo de alcohol para hacer posible su viaje. De repente se dio cuenta de que su destino era 2018 y que estábamos en 2017. Lo detuvieron por borracho; lógico.