• Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Abanca gana 333,6 millones en 2016 y descarta por ahora la salida a Bolsa

Abanca obtuvo en 2016 un beneficio neto de 333,6 millones de euros, lo que representa un incremento del 1,1% respecto a 2015, según informó ayer la entidad financiera, que presentó en rueda de prensa los resultados del ejercicio.

Abanca gana 333,6 millones en 2016 y descarta por ahora la salida a Bolsa
Juan Carlos Escotet en la presentación de resultados	ep
Juan Carlos Escotet en la presentación de resultados ep

Abanca obtuvo en 2016 un beneficio neto de 333,6 millones de euros, lo que representa un incremento del 1,1% respecto a 2015, según informó ayer la entidad financiera, que presentó en rueda de prensa los resultados del ejercicio.
Un “buen año”. Así lo definió, como viene siendo habitual en estas comparecencias, el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. Junto a él, el consejero delegado, Francisco Botas, habló de “un 2017 lleno de oportunidades, de retos y muy positivo”.
De hecho, Escotet apuntó a “las oportunidades que puedan surgir en el mercado” a partir de la “buena capitalización” que presenta el banco.
Preguntado por futuras compras, afirmó no tener “ninguna prisa”, y avisó de que una adquisición debería implicar el “control” por parte del grupo. Así, centró su atención en México, “una opción” que el banco está “trabajando en profundidad”, tras desistir de la posibilidad de hacerse con parte de la Corporación Financiera Habana (CFH).
El responsable de la entidad financiera heredera de las antiguas cajas de ahorro gallegas asumió que las condiciones del mercado español “hoy” conllevan que para “hacer apuestas” haya que ser “sumamente rigurosos”, por lo “exigido” en materia de imagen, los precios de las hipotecas y por contar con los márgenes “más complicados de todo el entorno europeo”.
Tampoco tiene “ninguna prisa” el banco en su salida a Bolsa, algo sobre lo que Escotet dijo que es un compromiso “de muy largo plazo”. “Sabremos esperar el mejor momento cuando ocurra”, ha destacado el directivo, después de llamar la atención sobre que, ahora, el entorno del mercado lo “desaconseja”. “Está dentro de nuestros objetivos en el mediano plazo pero es claro que en este momento está desestimado”, ha ahondado.
En los últimos tres años, Abanca lleva más de 1.500 millones de desinversión de más de 135 participadas, y ahora mismo es un proceso “abierto” el de Ítinere, dueña de la autopista AP-9.
Sobre esta operación, se ha mostrado “convencido” de que la prestación de servicios “no se verá afectada y por el contrario mejorará”, al existir “grupos interesados cualificados”.