• Viernes, 30 de Septiembre de 2016

Casi medio millar de menores fueron condenados en Galicia el año pasado

Un total de 458 menores –de entre 14 y 17 años– fueron condenados en Galicia por sentencia firme el año pasado, de los que la mayor parte eran de nacionalidad española y el 35% recibieron pena de internamiento.
 

Casi medio millar de menores fueron condenados en Galicia el año pasado
El centro de menores de Palavea, en A Coruña, cuenta con 32 plazas	quintana
El centro de menores de Palavea, en A Coruña, cuenta con 32 plazas quintana

Un total de 458 menores –de entre 14 y 17 años– fueron condenados en Galicia por sentencia firme el año pasado, de los que la mayor parte eran de nacionalidad española y el 35% recibieron pena de internamiento.

Así se desprende de la estadística que hizo pública ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que apunta también a que la tasa gallega de menores condenados por cada 1.000 habitantes de entre 14 y 17 años –5,4%– fue la cuarta más baja de toda España, superada por la Comunidad de Madrid (4,2%), Aragón (4,9%) y Cataluña (5,3%). La media nacional es del 7,9%.

Del mismo modo, Galicia es la tercera comunidad del Estado con menor tasa de infracciones penales cometidas por menores por cada 1.000 personas de este segmento de edad, con un 10,4%, superando a Cataluña, Murcia y Madrid. En total, se produjeron 878 infracciones, de las que 591 fueron delitos y 287 fueron faltas.

Por provincias, A Coruña fue la que registró un mayor número de menores condenados, hasta 224, seguida de Pontevedra, con 112; Ourense, con 67; y Lugo, donde fueron condenados un total de 55 menores.

En relación al perfil de los condenados, el 86% del total –394– eran de nacionalidad española, mientras que 64 eran extranjeros. Asimismo, la mayor parte –335 menores– eran hombres y 123 mujeres.

Por edades, 147 condenados tenían 17 años, 127 tenían 16 años y 109 contaban con 15 años en el momento de la sentencia. A mayores, fueron condenados 75 jóvenes de 14 años.

Finalmente, los juzgados gallegos de menores dictaron 158 medidas de internamiento, 286 de libertad vigilada, 68 de prestaciones en beneficio de la comunidad, 27 de permanencia de fin de semana y 142 de realización de tareas socio-educativas, entre otras medidas.

En cuanto a los datos nacionales, un total de 13.981 menores entre 14 y 17 años de edad fueron condenados en España por sentencia firme el año pasado, un 7,1% menos que en 2014, y de ellos, la mayoría eran varones (79,7%) de nacionalidad española (79,6%), de unos 17 años (31,5%) y autores de un delito de robo, el tipo más frecuente. 

En el año 2015, los jueces adoptaron 23.041 medidas, lo que supuso un descenso del 5,9% respecto al año anterior.