• Martes, 17 de Octubre de 2017

Aura Garrido deslumbra con su interpretación en “La piel fría”

El director Xavier Gens ha presentado hoy en el Festival de Sitges “La piel fría”, adaptación de la obra homónima del escritor catalán Albert Sánchez Piñol, donde una irreconocible Aura Garrido asume el aspecto de una criatura medio humana

Aura Garrido deslumbra con su interpretación en “La piel fría”

El director Xavier Gens ha presentado hoy en el Festival de Sitges “La piel fría”, adaptación de la obra homónima del escritor catalán Albert Sánchez Piñol, donde una irreconocible Aura Garrido asume el aspecto de una criatura medio humana, medio anfibia, en “el reto -ha dicho- más grande de mi vida”.

“Ha sido lo más difícil que he hecho nunca, no solo porque ha sido diferente a todo lo anterior, sino porque era un trabajo completamente físico; no podía usar ninguna de las herramientas normales, ni la voz, ni la mirada”, ha comentado la actriz en una rueda de prensa en Sitges.

En la misma convocatoria, Gens ha explicado que para adaptar esta novela tan conocida al cine optó por seguir la estructura del libro y que habló con Sánchez Piñol.

“Hablamos de Darwin -apunta-, de hecho creo que él querría ser Darwin, y me di cuenta de que esta historia es su propia teoría de la evolución” al preguntarse qué habría pasado si los hombres fueran evoluciones de anfibios y no de los primates.

Así, para el director francés, que ha estado doce años tratando de sacar adelante esta película manteniendo “el tratamiento propio del romanticismo del siglo XIX”, era muy importante conseguir ese realismo. “Quería humanizar a esas criaturas”, ha afirmado.

Y Aura se transforma en la película en una de ellas, una criatura anfibia, pero criada en cautividad en tierra.

“Solo tenía para expresarme el cuerpo y los movimientos. Ha sido mi primer trabajo de máscara”, ha dicho hoy la actriz, quien no obstante, “repetiría” la experiencia, a pesar de las ocho horas de maquillaje que la convertían en la sensible criatura de fría piel azul.

Ahora, ha dicho Garrido, conoce mejor sus límites, físicos y laborales, tras indicar que asumir este papel fue como “lanzarse al vacío”.

Rodada en inglés, “La piel fría” se sitúa a principios del siglo XX, en los albores de la Gran Guerra, cuando un oficial atmosférico decepcionado con la vida (David Oakes) llega a una isla olvidada de los mares del norte con la idea de encontrarse a sí mismo; su tarea es retomar el trabajo del anterior técnico, que ha desaparecido.

Allí solo vive un farero rudo y asilvestrado llamado Gruner (Ray Stevenson) que no lo quiere en su isla y que le advierte de la presencia de unos monstruos que surgen del mar cada noche para matarlo.

Juntos, inician una difícil convivencia, complicada también por el hecho de que Gruner mantiene en su faro a una de esos seres a la que usa como esclava, también sexual.

A diferencia de la obra de Sánchez Piñol, que se centra “en los aspectos más crudos”, al director de la película le sedujeron “tres palabras que son el leitmotiv de la cinta: amor, amor, amor”.

“Toda la película se basa en la incapacidad de amar de Gruner, porque teme al prójimo”, resume Gens, repetidor en el festival de Sitges, donde ya estuvo con “Frontera(s)” (2007), y “The Divide” (2011) y que ahora lleva ésta a la Sección Oficial del Festival fuera de competición.

Con ser una película de aventuras y misterio rotundamente fantástica, “La piel fría” propone también una reflexión sobre asuntos delicados: la aceptación del diferente, la violencia, los abusos con los débiles, o cómo adaptarse a lo desconocido.

Parte de la magia de la película son sus exteriores, rodados en paisajes volcánicos de Lanzarote e Islandia. “Estuvimos buscando un sitio donde rodar, pero Islandia, que era perfecto, tenía unas temperaturas imposibles para Aura. Optamos por que los actores pasaran calor en Lanzarote”, ha bromeado.

El director sostiene que los recortes de 2010 en Francia llevaron a muchos directores de lo fantástico hasta EEUU, pero otros, como él, optaron por hacer “cine que llevase al espectador a la reflexión”.

“Hoy hay un nuevo aliento al cine fantástico francés y ya viene una nueva ola de cintas más trabajadas y más fantásticas”, adelanta el también director de “Hitman”.

El diseño de producción corrió a cargo del fallecido Gil Parrondo, ganador de dos premios Óscar, a quien se le dedica ‘in memoriam’. La película llegará a las salas españolas el próximo viernes.