• Domingo, 24 de Septiembre de 2017

La oposición aclara que no dialogará con el Gobierno hasta que se den las “condiciones”

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Julio Borges, aclaró que la principal coalición opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no participará en ningún diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro hasta que se den las “condiciones” que vino planteando durante los últimos meses.

La oposición aclara que no dialogará con el Gobierno hasta que se den las “condiciones”
Delcy Rodríguez atiende a los periodistas | Orlando barría (efe)
Delcy Rodríguez atiende a los periodistas | Orlando barría (efe)

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Julio Borges, aclaró que la principal coalición opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no participará en ningún diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro hasta que se den las “condiciones” que vino planteando durante los últimos meses.

Las dos partes se citaron en República Dominicana para retomar unas conversaciones auspiciadas por el presidente anfitrión, Danilo Medina, y el exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero. Así se lo transmitió el martes el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, a su homólogo francés.

“Reitero a Venezuela y al mundo que hoy no hay diálogo y no lo habrá hasta que se cumplan condiciones dichas en comunicado de la Unidad”, advirtió Borges en Twitter, en alusión a los requisitos que planteó la principal coalición opositora.

Liberar a los presos

En este sentido, Borges reiteró que es necesario que el Gobierno plantee un calendario electoral “completo” que incluya elecciones presidenciales, que proceda a liberar a los “presos políticos” y que levante las inhabilitaciones dictadas contra opositores.

El presidente del Parlamento venezolano también exigió respeto para las competencias del órgano que preside, así como “atención inmediata a la crisis” y un “acompañamiento internacional” que garantice la legitimidad del proceso.

El aviso de Borges contrasta con la llegada a República Dominicana de varios representantes del chavismo, entre ellos la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, al exministra de Exteriores Delcy Rodríguez. El propio Maduro también confirmó públicamente que aceptaba “esta nueva jornada de diálogo”. 

Por su parte, el alcalde del municipio caraqueño Libertador, Jorge Rodríguez, representante del Gobierno de Venezuela en una reunión que se coordina en República Dominicana para explorar la posibilidad de retomar el diálogo, dijo ayer que “estamos en un momento estelar para acercarnos a un acuerdo definitivo”.

El funcionario venezolano saludó la presencia en el país de representantes de la oposición venezolana, si bien la Cancillería dominicana todavía no informó de cuándo se celebrará la reunión y tampoco explicó si se reunirá con ambas partes en conjunto o por separado.

Previamente, el canciller dominicano, Miguel Vargas, aseguró que todavía no ha establecido contacto con los representantes del oficialismo y de la oposición de Venezuela en el país. Por su lado, Rodríguez señaló que la reunión en suelo dominicano “debe ser saludada por todos los pueblos de paz del mundo entero”.

Paz y concordia

El funcionario habló a la prensa en un hotel de Santo Domingo junto a la presidenta de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien dijo que “es seguro” que Maduro visitará “pronto” la nación caribeña .

Rodríguez explicó que trajo a la República Dominicana “un mandato” de  Maduro “para que este proceso de diálogo conduzca a la consolidación de la paz y la concordia y cese el bloqueo brutal que los sectores financieros del imperio norteamericano tienen contra Venezolana, donde bloquearon la posibilidad de acceso a medicamentos y de comida”.

De acuerdo con Rodríguez “hablando se entienden la gente, y a eso hemos venidos aquí. A sentarnos, a discutir, a dialogar, a llegar a acuerdos, a llegar a un mecanismo de concertación, a un mecanismo de concordia, a resolver los problemas”, apuntó.

“Creo que estamos muy cerca de resolver algunos de los puntos álgidos entre la oposición y el Gobierno del presidente Nicolás Maduro”, insistió en sus declaraciones a la prensa en un hotel de Santo Domingo.

Mientras, el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, le pedía a su homólogo español, Alfonso Dastis, que no apoye a “sectores que sabotean el diálogo y promuevan la violencia” en su país, y apostó por mantener con España una relación bilateral que esté basada en “la cooperación, el derecho internacional, la no injerencia en asuntos internos y la autodeterminación de los pueblos”.

Según informó el Gobierno venezolano en un comunicado, los dos ministros abordaron “diversos tema de la relación entre ambos países en un ambiente franco y amigable” e intercambiaron “opiniones sobre el proceso político de los dos Estados”. l