• Martes, 26 de Septiembre de 2017

El Gobierno venezolano pide el rechazo mundial a la “insolente agresión” de EEUU

El Gobierno venezolano respondió ayer con dureza a la “insolente agresión” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien el viernes amenazó con la posibilidad de imponer una solución militar a la crisis abierta en el país latinoamericano.

El Gobierno venezolano pide el rechazo mundial a la “insolente agresión” de EEUU
El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, y el presidente, Donald Trump | Jonathan Ernst (reuters)
El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, y el presidente, Donald Trump | Jonathan Ernst (reuters)

El Gobierno venezolano respondió ayer con dureza a la “insolente agresión” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien el viernes amenazó con la posibilidad de imponer una solución militar a la crisis abierta en el país latinoamericano.

“Debemos unirnos en defensa de la paz y rechazar la insolente agresión del presidente de EEUU”, declaró el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, durante la lectura de un comunicado oficial de repulsa a las declaraciones de Trump.

“Venezuela hace un llamado a los pueblos del mundo a expresar su sentir contra las agresiones y amenazas imperiales” y “alerta a la comunidad internacional sobre las amenazas que se ciernen contra la paz y la soberanía”, manifestó el ministro.

Aprovechó también para agradecer “la solidaridad y apoyo de los pueblos del mundo ante esta arremetida imperial contra la Patria de Bolívar” después de conocer el comunicado de condena emitido por el Mercosur contra las declaraciones del presidente norteamericano.  

“Lío muy peligroso”

Trump dijo el viernes que su Gobierno no descarta una “opción militar” para resolver el “lío muy peligroso” que atraviesa Venezuela, sumida en una oleada de protestas que ha dejado al menos 121 fallecidos. “Tenemos tropas por todo el mundo, en lugares muy, muy alejados. Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y está muriendo”, señaló el jefe de Estado norteamericano.

Mientras, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela pidió ayer sancionar a los políticos que hayan “promovido la agresión militar”.

La ANC, integrada únicamente por oficialistas y considerada fraudulenta por buena parte de la comunidad internacional, acordó ayer por unanimidad “apoyar firmemente todas las acciones que adopte el jefe del Estado, Nicolás Maduro, para anular y conjurar esta amenaza contra la patria”. También acordó “solicitar a los órganos competentes el inicio inmediato de las investigaciones y procesos respectivos para determinar la responsabilidad y las sanciones correspondientes, contra los actores políticos nacionales que han promovido la agresión militar, económica y política” contra el país.

Esta solicitud responde, según la declaración aprobada, a que “factores políticos nacionales de profundo carácter antivenezolano han permanentemente alentado y propiciado acciones de diversa naturaleza de gobiernos extranjeros contra el pueblo de Bolívar, incluyendo el bloqueo financiero y la agresión militar”.

Los 545 representantes que integran este cuerpo protagonizaron ayer un debate en el que reiteraron su respaldo a Maduro y condenaron “la más grave amenaza proferida contra la patria de Simón Bolívar”.

En su declaración, consideran que la advertencia de Trump “supone el mayor acto de hostilidad cometido por el imperio estadounidense en la historia de las relaciones entre ambos países y que de concretarse supondría una crisis de dimensiones históricas para toda la región latinoamericana y caribeña”.

Acusación

La Asamblea acusa al mandatario estadounidense de ser “el jefe de la coalición de gobiernos del continente americano para la intervención de Venezuela mediante una grosera ofensiva diplomática, política, económica, financiera y mediática”.

Por su parte, Nicolás Maduro Guerra, hijo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, alertó ayer a Donald Trump de que el país caribeño respondería con “fusiles en Nueva York” y tomaría la Casa Blanca en caso de una invasión militar a la “patria de Bolívar”. “Si se diera el supuesto negado de mancillarse el suelo patrio los fusiles llegarían a Nueva York, señor Trump, tomaríamos la Casa Blanca, porque hasta Vietnam se quedaría pequeño”, dijo Maduro Guerra en una sesión de la Constituyente, de la cual es miembro.

“Pero no es lo que queremos, nunca hemos sido ni seremos gente de guerra, métase en sus asuntos, solucione sus problemas, señor Trump”, añadió.

El hijo del presidente Maduro llamó a la “unidad” del país y pidió a los jóvenes del mundo, incluidos los estadounidenses, sumarse a la “lucha” de Venezuela.

Por otro lado, la Asamblea Constituyente aprobó ayer adelantar al mes de octubre la celebración de las elecciones regionales que estaban programadas para diciembre. l