• Lunes, 18 de Diciembre de 2017

La Xunta asegura que tiene el “compromiso” de Fomento para que el tren gallego opte en 2018 a fondos de la UE

 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró ayer que cuenta con el “compromiso” del Ministerio de Fomento de “intentar conseguir” financiación comunitaria para el ferrocarril gallego el año próximo hasta que pueda ser incluido en el corredor transeuropeo de mercancías.

 

La Xunta asegura que tiene el “compromiso” de Fomento para que el tren gallego opte en 2018 a fondos de la UE
El ministro de Fomento, a la derecha, visita las obras del AVE gallego | aec
El ministro de Fomento, a la derecha, visita las obras del AVE gallego | aec

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró ayer que cuenta con el “compromiso” del Ministerio de Fomento de “intentar conseguir” financiación comunitaria para el ferrocarril gallego el año próximo hasta que pueda ser incluido en el corredor transeuropeo de mercancías.
Se trata, como explicó el mandatario durante la sesión de control en el Parlamento, de obtener fondos para mejorar las infraestructuras que forman parte de “la red básica” y, así, “ganar tiempo” de cara a su conexión con el corredor atlántico, algo que no ocurrirá –como denunciaron tanto el PSdeG como En Marea– al menos hasta el año 2027.
Esperar a esa fecha supone, para el portavoz de la formación rupturista, Luís Villares, “un disparate”, por lo que implica de “pérdida de oportunidades” para la economía gallega, algo con lo que concordó el responsable de los socialistas en el Pazo do Hórreo, Xoaquín Fernández Leiceaga.
También coincidieron en que la inclusión o no de Galicia en el corredor atlántico solo depende de la “voluntad política” de los gobernantes, como prueba, subrayó Leiceaga, el trato diferente que reciben las infraestructuras vascas y cántabras. Dicho esto, lamentó el nuevo “desprecio” a la Comunidad gallega.
Más allá de eso, el magistrado en excedencia retrató a Feijóo, “con “F” de fracaso”, como “un presidente manso” que “no es capaz de hacerse valer” frente a su partido a nivel estatal porque “no le duele Galicia”, mientras el economista noiés le tendió la mano para “reforzar su posición” y así suplir su falta de “fortaleza”.
Frente a las críticas del PSdeG, Feijóo señaló que la exclusión de Galicia del corredor transeuropeo fue una decisión del gobierno encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero en 2010, que incluso dejó Vigo “fuera” de la red básica y hubo que incorporarlo más tarde.
Asimismo, desdeñó los documentos exhibidos por Leiceaga para negar que el Ejecutivo estatal presidido por el PSOE no incluyese a Galicia en la red, y su aseveración de que “desapareció en 2013” de las propuestas de conexión enviadas por España a la UE. Mientras el socialista le ofrecía “un acuerdo” encaminado a solucionar los problemas existentes, el presidente dejó claro que cualquier pacto debía partir de una evaluación “acertada” sobre la responsabilidad de cada uno. Eso sí, agradeció su “mano tendida”.

“Ni gestionamos ni robamos”
En referencia a En Marea, el mandatario ironizó con el viaje a Bruselas de Villares. Tras explicarle que podía obtener en Galicia esa información sobre el corredor atlántico, celebró que acuda a las instituciones europeas para aprender que “las cosas no se deciden en asambleas y círculos” y cómo se gestiona el dinero público, ya que nunca lo ha hecho.
“Ni gestionamos ni robamos, a diferencia del PP”, replicó el portavoz de la formación rupturista, ante lo cual el presidente de la Cámara, Miguel Santalices, ha intervenido para exigir la retirada de esa expresión.
En su siguiente turno de palabra, Feijóo prosiguió con sus críticas a la formación rupturista y abundó en que se va “contento” de la sesión de control tras comprobar que Villares viajó a Bruselas para “defender la competitividad de la economía gallega”.
Con todo, hizo alusión a la próxima visita del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para sostener que permitirá visualizar no sólo “lo que pide Galicia” sino “lo que consigue”. Por el momento, esta comunidad –según apuntó– es la segunda de España que recibe mayor una inversión por cada habitante.
En paralelo, los tres grupos de la oposición sacaron a relucir la subida del peaje de la AP-9 a partir del mes de enero un 3,1% para achacar a Feijóo que su estrategia frente al Ejecutivo estatal repercute negativamente a Galicia.
De nuevo el presidente recuperó decisiones del anterior gobierno socialista para justificar la situación, como el convenio que permitía una subida del 1% anual durante 20 años y se aprobó “48 horas antes” de las elecciones.