Rajoy reafirma su compromiso con Galicia y sus infraestructuras al ampliar un tramo de la AP-9

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ratificó ayer el compromiso del Ejecutivo con las infraestructuras de Galicia con motivo de la puesta en servicio de la ampliación de la circunvalación de Santiago, en la AP-9.

 

Rajoy reafirma su compromiso con Galicia y sus infraestructuras al ampliar un tramo de la AP-9
Feijóo, Rajoy, Pastor y De la Serna aplauden durante la inauguración del tramo ampliado | lavandeira jr. (efe)
Feijóo, Rajoy, Pastor y De la Serna aplauden durante la inauguración del tramo ampliado | lavandeira jr. (efe)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ratificó ayer el compromiso del Ejecutivo con las infraestructuras de Galicia con motivo de la puesta en servicio de la ampliación de la circunvalación de Santiago, en la AP-9.
Si Rajoy presidió en Galicia su último acto de 2017 al inaugurar la ampliación del puente de Rande sobre la ría de Vigo, también en la Comunidad gallega presidió su primer acto del nuevo año, consistente en la apertura de esa ampliación.
Un acto en el que estuvo acompañado, entre otros, por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor.
En su intervención, el presidente del Gobierno contrastó los datos de la ampliación actual de esta circunvalación con los de la inauguración de la primera, en 1957, ya que dijo que entonces tenía una longitud de 3,7 kilómetros y costó siete millones de pesetas que se sumaron a los cinco que hubo que pagar por expropiaciones. La nueva circunvalación y la remodelación del enlace de Sigüeiro han supuesto una inversión de 84,8 millones de euros con una longitud de 8,5 kilómetros.
Rajoy explicó que la ampliación ha obligado a construir un carril más entre Santiago centro y Santiago sur, y dos adicionales entre Santiago norte y Santiago centro. Su objetivo es solucionar el cuello de botella de un tramo que soporta una intensidad media de 42.000 vehículos al día, con picos en verano por encima de los 52.000.
Tras subrayar que la obra mejora también la seguridad de la circulación, Rajoy ofreció otros detalles sobre ella, como la construcción de un ramal de conexión directa de la AP-9 con la autovía Santiago-Lugo que mejora las comunicaciones con el aeropuerto de Santiago. De forma especial destacó la ampliación del viaducto de Angrois, que dijo que pasa a tener cinco carriles por sentido.
Rajoy aprovechó su intervención para reiterar su compromiso y el de su Gobierno con las infraestructuras gallegas y detallar otras infraestructuras en marcha en Santiago y Galicia a las que ya se refirió el pasado sábado en el acto de inauguración de la ampliación del puente de Rande sobre la ría de Vigo.

Prioridades
Entre ellas, el AVE a Galicia, que aseguró que es “la gran prioridad de las comunicaciones en esta Comunidad”. Al respecto, resaltó que ya se han ejecutado actuaciones por importe de 3.268 millones de euros sobre un presupuesto de 4.395, lo que supone el 74,4 por ciento del total.
“Nuestro compromiso es finalizar las obras en 2019. Les aseguro que estamos trabajando en todos los tramos a pleno rendimiento a pesar de que no es fácil técnicamente, y seguimos trabajando en la declaración del impacto ambiental del AVE a Vigo por Cerdedo y en los proyectos de conexión ferroviaria Lugo-Madrid a través de Ourense en los tiempos de viaje más competitivos”, dijo.
El presidente del Gobierno también felicitó al presidente de la Xunta por el cumplimiento de los objetivos de déficit para su Comunidad y aprovechó para advertir de que si no se cumplen los compromisos macroeconómicos, es imposible generar empleo, bienestar y riqueza.
También destacó que la Xunta sea capaz de pagar a proveedores en menos de una semana cuando en España, en el momento en el que él llegó al Gobierno, se les pagaba a 600 días vista.

Noriega, lo ve “positivo”
Por su parte, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, consideró “positiva” la ampliación de la AP-9 en torno a la ciudad, aunque matizó que necesita “continuidad” y será el orbital, las conexiones con la A-54, lo que dotará “de sentido” a las obras. Durante la puesta en servicio de la ampliación de la AP-9, Noriega valoró, ante los periodistas, la actuación realizada en la infraestructura.
“En clave de ciudad, es positiva siempre que tenga continuidad con lo que tienen que ser las conexiones norte, las conocidas como orbital, las conexiones con la A-54 (Santiago-Lugo) en los dos sentidos, con el polígono de A Sionlla y con la Nacional 550. Eso es lo que dotará de alguna manera de sentido a la actuación hecha en la AP-9 en clave de ciudad”, detalló. Además, recordó que ya “hay un anuncio hecho sobre la actuación del orbital”, aunque “el Ayuntamiento no conoce todavía el proyecto definitivo” mientras “se habla de una inversión de veintisiete millones (de euros), que siempre es positiva”. Pero repito, tiene que garantizar la conexión en ambos sentidos con la A-54”, subrayó.
Noriega piensa que “por las cantidades”, hay “alguna fase que todavía no está garantizada, como puede ser la conexión con la Nacional 550”. “Saldremos de dudas en las próximas semanas. Desde el Ayuntamiento estaremos vigilantes y reivindicando que se cumpla con una demanda histórica de la ciudad, que es la conectividad norte. De nada vale aumentar la capacidad de la AP-9 si luego no se garantizan las conexiones”, añadió.
En su intervención recordó que “a nivel ya gallego, hay otro debate: la subida tarifaria por este tipo de actuaciones”, que él no comparte.
Ese hecho llega de “cómo se gestionan infraestructuras básicas” de Galicia, en “una herencia claramente negativa desde hace décadas”, detalló.

Caballero critica
Además, y aprovechando el acto de inauguración en Santiago, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, insistió en que es “imprescindible” que la Xunta haga “algún gesto” para impulsar la conversión en vía urbana del último tramo de la autopista AP-9, desde el nudo de la avenida de Buenos Aires hasta el centro de la ciudad olívica. Reiteró esta demanda ante la decisión del Ayuntamiento de limitar de forma “extrema, casi total”, el paso de camiones de cinco ejes por Sanjurjo Badía en dirección al puerto. Caballero recordó, en declaraciones a los periodistas, que el próximo 1 de febrero “es el último día de autorización para gran parte de los camiones” que transitan por Sanjurjo Badía “rompiendo” esta calle que, según dijo, es “la más castigada de Europa”.
El alcalde también criticó que la Xunta no “articule una vía alternativa” a través de la autopista AP-9, de titularidad estatal, en un tramo que, ha dicho, “está libre de peaje y, por tanto, no tiene ningún coste”, con lo que “lo único que hay que hacer es construir los accesos”.
Así, mencionó la inversión del Ejecutivo autonómico en el túnel de O Parrote, en A Coruña, que cifró en doce millones de euros, y recordó que el presidente, Alberto Núñez Feijóo, “dijo que dedicaría” el mismo importe “a la obra que le dijera el Ayuntamiento de Vigo”.
Caballero mencionó otras inversiones ejecutadas por la Administración gallega y por el Ministerio de Fomento en la zona norte de la comunidad autónoma, con lo que resolvió que “para Santiago y A Coruña hay dinero, pero para Vigo no”.
Finalmente, censuró que tras dos años de demandas desde la corporación local, la Xunta no respondiese “ni siquiera al compromiso de hacer el proyecto” para impulsar esta obra.